Corrupción, incapacidad o comodidad en Cabildo

Hace unos días el H. Cabildo aprobó el Informe de Gobierno que debe rendir el Presidente Municipal respecto al estado que guarda la Administración; dos temas en particular llaman la atención en esta ocasión, primero, el hecho que no se realice el acto tradicional protocolario en el que el Alcalde rinda su informe ante organismos empresariales, colegios, autoridades y sociedad en general; segundo, la aprobación del Informe por parte de los regidores de “oposición”, con excepción del Regidor Carlos Quirós.

Es importante detenernos en este aspecto y volver a analizar el valor de la oposición, sobre todo en órganos de gobierno que trabajan de manera colegiada, como el Poder Legislativo y los Ayuntamientos. Si bien es cierto nuestro sistema político, a nivel municipal, está pensado para que en los Cabildos tengan un mayor peso los votos de los regidores afines al Alcalde por ser del mismo partido que los postulo, sin embargo, el trabajo de los ediles que generalmente conforman una minoría tiene un peso muy específico a la hora de la aprobación de los temas.

Nuestra democracia se basa en un sistema de contrapesos donde el debate y la confrontación en el seno de los cuerpos colegiados son determinantes para que la ciudadanía valore cada asunto que es sometido en Cabildo, los regidores de oposición llevan una responsabilidad muy grande en este sistema.

Podemos señalar tres razones por las cuales un regidor de oposición no cumple con su trabajo, corrupción, siempre será una tentación constante la compra de voluntades para someter y conseguir los votos necesarios para la aprobación de los temas en cabildo; incapacidad, el desconocimiento constante de los temas que se someten a aprobación es un factor determinante al momento de votar a favor o en contra; comodidad, la falta de compromiso con la ciudadanía y/o con los partidos que los designaron generan una posición muy cómoda, si no hay proyecto a futuro para que meterse un problemas.

Mucho se ha comentado sobre la responsabilidad y rendición de cuentas, acerca de la necesidad de sancionar a funcionarios que no cumplen con su labor y obtienen un beneficio indebido, pero siempre pensamos en los servidores públicos de la Administración Municipal y no en los integrantes de los Ayuntamientos, quienes también cargan una gran responsabilidad que cumplir.

La aprobación de una cuenta pública o una cuenta trimestral, puede provocar que un acto de corrupción pase desapercibido o no sea sancionado, lo cual se repite con muchos temas que pasan por el blindaje del H. Cabildo y que, sin la participación y señalamiento de la oposición, simplemente ni siquiera se conocieran dichos temas.

La rendición de cuentas debe ser para todos y en todos los ámbitos, que cada quien cumpla con la responsabilidad que se le asigno y que justifique plenamente sus actos, es lo que debemos exigir como sociedad para empezar a contar con mejores gobiernos.

 

LIC. JUAN MANUEL ESCALANTE TORRES

Ver también

Un peligroso huracán que ronda categoría 4 azota Florida después de barrer con Cuba

“Ian” tocó tierra como un catastrófico huracán de categoría 4 cerca de North Captiva Island …