En 13 municipios, 25% de policías asesinados en 8 años: Inegi

ESPECIAL, may. 23.- Marco, un agente municipal de 45 años, patrulla las calles de Celaya con armamento viejo y prestado, en horarios de sol a sol, mientras los grupos criminales salen armados hasta los dientes no sólo para enfrentarse entre sí, sino también para matar a policías.

En el último semestre asesinaron a nueve. Por algo este municipio está entre las zonas más letales del país para trabajar como uniformado.

“¿Cómo es posible que los animales domésticos tengan mejores reglamentos que nosotros?”, se queja Marco. “Está el caso donde alguien pateaba un perro y le dieron dos años de cárcel; acá matan un policía y no pasa nada”.

De noviembre de 2021 a la fecha se han cometido 14 agresiones contra diversos cuerpos de seguridad en Celaya. El último caso se dio el pasado 29 de abril, cuando el agente José Francisco ‘N’ fue asesinado en su casa, en pleno día de descanso.

La cifra fue mayor entre 2019 y junio de 2021, cuando sumaron 54 asesinatos. Eso significa que en año y medio murió el mismo número de agentes que en los seis años anteriores.

La tasa comparativa de los municipios con más agentes caídos es abismal: mientras en Acapulco son asesinados 0.08 elementos por cada 100 mil habitantes, en Celaya se reportan cuatro muertes violentas.

La precariedad laboral con la que se desempeñan los policías y la penetración del crimen organizado en la estructura de la seguridad pública han ocasionado que desde 2013, en promedio, tres agentes sean asesinados al día en México.

“El policía no está respaldado legislativamente y la falta de profesionalismo de muchos elementos no ayuda con la imagen que se debe dar hacia la sociedad civil”, reprocha Rodolfo Basurto, líder del Sindicato Nacional de Policías. “El poder político solo nos utiliza para fines electorales y el crimen organizado goza de impunidad”, acusa.

Para Marco, la precariedad laboral en Celaya se debe, en gran medida, a que las mejores armas, los altos sueldos y los descansos se los facilitan sólo a los ex agentes federales que, hace dos años, fueron contratados para integrarse a la corporación municipal.

Marco denuncia que desde que llegaron los ex federales no ha visto su arma. “Me tienen que prestar las de compañeros de otros turnos porque todas las mejores armas las tienen ellos”. La falta de armamento en Celaya, cuenta, ha orillado que agentes patrullen sin portar pistola.

Otra de las principales peticiones al gobierno de Celaya es que se les brinde a los policías horarios conforme a la ley.

“Trabajamos hasta 48 horas seguidas”, denuncia Marco. “Así no podemos enfrentarnos al Cártel Jalisco Nueva Generación ni al de Santa Rosa de Lima. Necesitamos trabajar 24 por 48”.

Cifras oficiales

Según datos del Inegi, entre enero de 2013 y junio de 2021 fueron asesinados 9 mil 18 agentes de diferentes órdenes de gobierno y de empresas privadas de seguridad.

El 25 por ciento de estos homicidios ocurrió en 13 municipios que se ubican como los más hostiles para las fuerzas policiacas. El top cinco está integrado por:

  • Acapulco, Guerrero, con 381 casos.
  • Tijuana, Baja California, con 335.
  • Ciudad Juárez, Chihuahua, con 269.
  • Benito Juárez (Cancún), Quintana Roo, con 182.
  • Ecatepec, Estado de México, con 179.

El año con más asesinatos en Acapulco fue 2017, con 188 casos. Justo en ese periodo se cometió el homicidio de Tomás Hernández Martínez, quien era coordinador operativo y director general de la Policía estatal. El policía y su esposa fueron torturados y degollados en su domicilio.

Tras registrar tres años de reducciones (2018-2020), en el primer semestre de 2021 el puerto turístico presentó un ligero repunte de los asesinatos de policías. El Inegi contabilizó 16, una cifra que representa 61.5 por ciento de los casos reportados en 2020.

En comparación, en Tijuana hubo un aumento de homicidios desde 2017, cuando murieron 48 agentes. El número de crímenes máximos se alcanzó en 2018 con 66 casos. A partir de entonces ha habido una ligera reducción: en 2019, 58 casos y en 2020, 54. Para el primer semestre de 2021, el Inegi contabilizó 21 decesos.

Ayer, policías municipales de Tulum detuvieron a un presunto dealer que operaba en la zona costera y a quien se le decomisaron diversos estupefacientes.

Los hechos se registraron luego de que se recibió un reporte de una gresca protagonizada por tres sujetos a la altura del restaurante “Tatich Tatich”, ubicado sobre la carretera Tulum-Boca Paila.

www.milenio.com

Ver también

Roberto Ramos es dejado en libertad por los Boston Red Sox

El inicialista de Hermosillo, Sonora tuvo una campaña complicada en Ligas Menores, lo que le …