Secreto profesional

Recientemente en redes sociales me tocó ver una publicación por parte de una doctora, al parecer Ginecóloga, que subió una fotografía de una paciente, sin su consentimiento, en la que se apreciaba su cuerpo de la cintura para abajo en vestimenta de pijama, con el comentario de la profesionista en el sentido de crítica o burla por haber asistido a consulta con dicha vestimenta.

Si bien es cierto el ánimo de la publicación fue para generar un poco de humor entre sus seguidores en redes sociales, pero la misma se hizo viral debido a que muchas personas consideraron negativo el hacer una crítica para sus propios pacientes y un atrevimiento haber publicado una fotografía, que aun sin poder identificar a la persona, la expone en sentido no apropiado.

La situación se agravo debido a que la doctora dio respuesta a varios comentarios en su publicación y en una de ellas informó cual fue el motivo de la consulta, lo que genero un gran número de críticas en su contra, que provoco que la profesionista decidiera cancelar su cuenta en redes sociales.

Para muchos profesionistas, médicos, abogados, psicólogos, etc., el manejo de la información personal o confidencial de sus clientes debe ser una de sus mayores preocupaciones. La reserva de la información forma parte de lo que conocemos como secreto profesional y su violación es considerado, inclusive, como delito.

El Código Penal para el Estado de Sonora establece el delito de revelación de secretos que impone una pena mayor en el caso de profesionistas, la Ley de Profesiones para el Estado de Sonora dispone como obligación el guardar reserva respecto a la información de que disponga, salvo los informes que deban ante las autoridades; en el caso de los abogados el Código de Procedimientos Civiles en su artículo 74, fracción II, impone la obligación de guardar el secreto profesional.

Además de lo anterior, a muchos de los profesionistas la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares, nos obliga a generar un Aviso de Privacidad, mediante el cual expongamos el uso que le daremos a la información confidencial que se nos entrega y el compromiso de manejar con reserva la misma, sin utilizarla para cualquier otro fin que no haya sido previamente establecido.

El manejo de la información y datos personales no es un asunto menor, es un tema al que le debemos prestar mucha atención, la confianza que nos depositan las personas que acuden a solicitar nuestros servicios debe ser totalmente respaldada con un manejo confidencial y sobrio de su asunto.

La divulgación de la información que se nos proporciona, fuera del contexto para lo cual fue entregada, sobre todo en redes sociales y sin el consentimiento expreso de su titular, puede generar un daño moral y patrimonial importante que podría dar lugar al pago de una indemnización, con independencia de las sanciones penales correspondientes.

Debemos estar muy atentos con el manejo de nuestros datos personales y la información confidencial que proporcionamos, verificar el uso que se le está dando por parte del profesionista al que entregamos dicha información, por nuestra parte como profesionistas debemos siempre conducirnos con la mayor discreción posible y evita caer en la tentación de las redes sociales.

LIC. JUAN MANUEL ESCALANTE TORRES

Ver también

Aprender a orar: invitan a talleres religiosos católicos

Darán inicio las sesiones en diez iglesias de Navojoa, Huatabampo y Bacobampo el próximo lunes …