Seguridad nacional

El pasado 22 de Noviembre del presente año el Presidente de la República publicó en el Diario Oficial de la Federación un Decreto cuyo artículo primero dice: “Se declara de interés público y seguridad nacional la realización de proyectos y obras a cargo del Gobierno de México asociados a infraestructura de los sectores comunicaciones, telecomunicaciones, aduanero, fronterizo, hidráulico, hídrico, medio ambiente, turístico, salud, vías férreas, ferrocarriles en todas sus modalidades energético, puertos, aeropuertos y aquellos que, por su objeto, características, naturaleza, complejidad y magnitud, se consideren prioritarios y/o estratégicos para el desarrollo nacional.”

                ¿Qué implicación tiene el declarar una obra o proyecto de seguridad nacional? Varias, un ejemplo es lo concerniente a la forma de contratación de la misma, es decir, cualquier dependencia de las ramas que ahí se mencionan (turismo, salud, etc.) que cuenten con el presupuesto necesario para realizar cualquier obra pública, podrá adjudicar la contratación de la ejecución de la obra con cualquier contratista (iniciativa privada) de forma directa, sin necesidad de licitación pública.

Lo anterior porque así lo marca la Ley de Obras Públicas y Servicios relacionados con las Mismas en su artículo 42 fracción IV que establece como causa de excepción al procedimiento de licitación pública, cuando se llevan a cabo obras que “se realicen con fines exclusivamente militares o para la armada, o su contratación mediante licitación pública ponga en riesgo la seguridad nacional o la seguridad pública, en los términos de las leyes de la materia.”

                En otro aspecto importante, la ley antes mencionada contempla a la figura de los “testigos sociales” que son personas que participan en los procedimientos de licitación pública que llevan a cabo las dependencias del gobierno federal y que tienen como función la vigilancia del propio procedimiento, con la facultad de “En caso de que el testigo social detecte irregularidades en los procedimientos de contratación, deberá remitir su testimonio al área de quejas del órgano interno de control de la dependencia o entidad convocante y/o a la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.”

Pues con la declaración que las obras y proyectos del Gobierno de México son considerados de Seguridad Nacional la participación de los testigos sociales queda totalmente eliminada, así lo mandata el artículo 27 de la Ley de Obras antes señalada.

Podemos seguir exponiendo varios temas en los cuales existe una implicación negativa de declarar una obra o proyecto con carácter de seguridad nacional, lo cual sigue abonando a la opacidad, a la discrecionalidad y sobre todo a la incertidumbre que también genera corrupción.

Debemos entender que la ley crea esa posibilidad para el gobierno en turno, el considerar obras y proyectos de interés público y de seguridad nacional; la figura legal existe y sus implicaciones también están reguladas por la ley, sin embargo, lo indignante en este caso en particular es que no hay una motivación exhaustiva que justifique plenamente el tomar esa medida.

En pleno respeto al Derecho Humano de certeza y seguridad jurídica, el Ejecutivo Federal debió fundar y motivar de forma completa y exhaustiva la determinación que ha tomado, explicando puntualmente porque considera que se actualiza la figura de la “seguridad nacional”; más de una simple lectura a los considerandos del Decreto en análisis, únicamente podemos observar como justificación el argumento en el sentido que las obras tiene un gran impacto en el desarrollo económico del país.

El Decreto que declara de interés público y seguridad nacional las obras del Gobierno de México será objeto de Acciones de Inconstitucionalidad y sendas demandas de amparo, para analizar la legalidad del mismo, estaremos al pendiente de las resoluciones que emita el Poder Judicial Federal al respecto, nuestra opinión particular sobre el mismo es que existen suficientes elementos para declararlo inconstitucional.

LIC. JUAN MANUEL ESCALANTE TORRES

Ver también

¿De dónde viene el encanto del INE?

ESPECIAL, ene. 17.- Aunque desde hace tiempo el Instituto Nacional Electoral (INE) se encuentra entre …