Militarización en municipios de Sonora no ha detenido la violencia

ESPECIAL, jul. 29.- La impunidad y militarización de los mandos de seguridad pública son factores que también han influido en el recrudecimiento de la violencia en Sonora, sobre todo en localidades como Hermosillo, Guaymas, Empalme, Nogales, San Luis Río Colorado, Caborca, Cajeme y Navojoa.

Estudios del Observatorio Sonora por la Seguridad, en estos municipios se concentran alrededor del 70% de los homicidios dolosos con carpeta de investigación que se han presentado este año en el Estado.

A excepción de Empalme y Navojoa, las localidades antes mencionadas forman parte de la lista de los 50 municipios más violentos o con mayor incidencia delictiva del país de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Sobre esto, Manuel Emilio Hoyos, presidente del Observatorio Sonora por la Seguridad, señaló que la impunidad, la militarización de mandos policiacos y la falta de capacitación a elementos de la Policía local son detonantes para el incremento de la violencia.

“Nosotros a través de análisis de incidencia delictiva observamos que el principal detonador de que no pare es la impunidad, está relacionada con la investigación antes y después”, expresó.

En materia de homicidios dolosos, donde de enero a mayo aumentaron 2.93% en Sonora, las investigaciones de la Fiscalía de Justicia del Estado han quedado rezagadas, externó, y al no ver resultados o sanciones crece el índice delictivo.

Indicó que en promedio sólo dos de cada 10 homicidios dolosos se resuelven de forma positiva, lo cual representa una cantidad significante sin resolver si se considera que en 2020 se registraron mil 500 casos en el Estado.

“Al no ver resultados esa impunidad se genera a mayor medida y hace que desafortunadamente quien quiera delinquir se atreva a hacerlo porque sabe que no tendrá una consecuencia”, añadió.

Otra de las consecuencias de la alza en los hechos de violencia, declaró, es la militarización de mandos que se realizó desde agosto de 2019, además de la falta de fortalecimiento a los policías locales, ya que al contar con militares en los cargos más elevados se dejó la capacitación.

“Sí hay una situación de crisis, que es cierto se ha venido dando durante los últimos años, pero debe haber planes y estrategias en el corto, mediano y largo plazo”, abundó.

Aunado a esto, el último reporte de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) presentó que durante el mes de junio también incrementó la percepción de inseguridad en Sonora.

La encuesta reveló que el 72.2% de la población de Hermosillo se sintió insegura, esto es 14.7% más que en marzo de 2021, mientras que en Nogales fue el 60% de los participantes los que sintieron inseguridad.

El estudio también arrojó que entre marzo y junio los espacios donde más se sintieron inseguros fueron los cajeros automáticos, el transporte público, bancos, calles que habitualmente usan, carreteras, mercados, parques, centros comerciales, automóviles, trabajos, casas y escuelas.

“La percepción es subjetiva, está relacionado con lo que te pueda suceder a ti directamente o a un amigo o familiar, son radiografía o fotografías de lo que ocurre”, dijo Emilio Hoyos.

La ENSU también registró que creció la percepción de inseguridad en el transporte público de 47 a 54% y en el banco de 60 a 63%, aunque disminuyó la percepción de consumo de alcohol en la calle de 72 a 64%, también creció el atestiguamiento de robo de 48 a 51%.

Panorama desalentador

Para lo que queda del año, el presidente del Observatorio Sonora por la Seguridad, estimó que el panorama es desalentador, ya que tras un recuento de datos los meses de junio y julio podrían ser de los más violentos en la entidad.

En la segunda mitad del 2021 se llevará a cabo el cambio de Gobierno estatal, así como de ayuntamientos, lo cual será un reto si no se generan las condiciones adecuadas en cuanto a planes o estrategias de seguridad

Entre sus recomendaciones se encuentra la de no militarizar los mandos policiacos y la de reforzar a los elementos municipales, debido a que también hay otros delitos como la violencia familiar, de pareja o daños a la propiedad que deben ser atendidos.

“Creemos que el año cerrará de una manera más violenta, situaciones como las de hoy, porque es evidente la inactividad”, opinó.

www.elsoldehermosillo.com.mx

Ver también

Julio Urías llega a 19 victorias y empata marca de Fernando Valenzuela

El lanzador sinaloense igualó los 19 triunfos que alcanzó el Toro de Etchohuaquila en 1982 …