Esmeralda Falcón revela cómo descubrió los uniformes de Softbol en la basura

ESPECIAL, jul. 31.- La boxeadora mexicana, Esmeralda Falcón rompió el silencio tras denunciar en redes sociales al equipo femenil de Sóftbol por haber tirado a la basura sus uniformes e indumentaria con la que llegaron hasta el cuarto lugar olímpico.

En entrevista con el medio de noticias Milenio, la atleta dijo haber experimentado coraje y tristeza por las acciones que las integrantes del equipo de Sóftbol cometieron, pues tanto para ella como para muchos otros atletas el uniforme de la delegación mexicana significa mucho más que la nacionalidad, se trata de horas de entrenamiento y trabajo duro para previamente obtener campeonatos nacionales.

«Primero me dio como coraje y después tristeza, quién no quiere tener un uniforme de Juegos Olímpicos […] para mí no ha sido sencillo portar unos uniformes y que hayan tirado las prendas de esa forma me dio mucho coraje y no tener en cuenta lo que representaba tenerla. […] Nosotros para ganarnos un uniforme de México debemos ser campeones nacionales y debes cumplir con diferentes procesos como asistencia a entrenamientos, competencias y eliminatorias», señaló la pugilista.

Respecto a si estuvo bien o mal haberlas denunciado junto a Tamara Cruz, Falcón dijo que obtuvo aprobación de sus compañeros por lo que se siente tranquila y no se arrepiente ya que incluso mostró poco a comparación de lo que se encontró «me arrepiento de no tomar video de todo lo que estaba ahí», admitió Esmeralda.

En Twitter los usuarios le preguntaron si habían dejado todo pues hasta un guante de catcher se alcanzaba a ver, a lo que Falcón respondió que sí había de todo, literalmente, pues los uniformes se mezclaron con un envase de refresco y cabello, todo conjunto y revuelto, lo que quiere decir que no desecharon los uniformes aparte, sino que literalmente fueron depositados en la basura.

El desecho de la indumentaria y vestimenta fue reemplazada por colchas y almohadas que el Comité Internacional de los Juegos Olímpicos le proporcionó a cada atleta para que pudieran arroparse durante la noche, pues de llevarse los uniformes cargarían con sobre equipaje y tendrían que pagar por él.

¿Por qué sospechó que eran uniformes mexicanos?

Tamara y Esmeralda se dirigían al servicio médico en la Villa Olímpica y al llegar al pasillo de los elevadores se encontraron a unos voluntarios de limpieza con los carritos de basura y como las bolsas en donde se desechan los desperdicios es transparente alcanzaron a ver los colores del uniforme blanco de la selección.

«Yo agarré el celular y le pregunté a uno de los voluntarios si eso era basura y me dijo que sí», por lo que ambas pugilistas quedaron atónitas ante la respuesta y de inmediato le pidieron a su traductor que preguntara si podían llevárselos porque eran suyos, pero la petición les fue denegada.

«Nos decían que no podíamos llevárnosla porque era basura de la habitación 1510 y ya se habían llevado otras bolsas», acusó Falcón.

Adicional a ello señalaron que la documentación extra en ocasiones les ha sido negada, sin embargo aseguraron que las softbolistas llevaban dos maletas de 23 kilos cada una y que si finalmente eso no era suficiente tirarlos a la basura no era la solución.

«Había muchas otras maneras de poder hacer algo con ellos, como regalarlos a los fisiatras que nos estaban atendiendo o a los mismos voluntarios que nos piden pines, en lugar de tirarlos», dijo la boxeadora.

Tras las acciones del equipo de Sóftbol, la Conade anunció que aquellas jugadoras que hayan desechado el uniforme no podrán participar en ningún evento del siguiente ciclo deportivo, incluyendo Panamericanos y Centroamericanos.

lasillarota.com

Ver también

Julio Urías llega a 19 victorias y empata marca de Fernando Valenzuela

El lanzador sinaloense igualó los 19 triunfos que alcanzó el Toro de Etchohuaquila en 1982 …