Cómo identificar y atender una crisis asmática

ESPECIAL, may. 08.- No existe una causa específica y única del asma, pero se sabe que es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías respiratorias, a pesar de que muchas personas pueden tener asma y no mostrarlo durante mucho tiempo, los ataques de asma o crisis asmática suelen aparecer en ocasiones sin avisar y estos pueden ser fuertes y serios. Por lo que es muy importante consultar a un especialista, detectar los síntomas y saber cómo tratarlos para evitarlos.

Para conocer estas formas de tratar un ataque de asma, el doctor José Manuel Torres Zazueta, investigador adjunto de la Facultad de Medicina de la UNAM nos da unos consejos.

¿Qué es el asma?

El asma es una afección donde las vías respiratorias se inflaman y estrechan, por lo que se produce una mayor resistencia al flujo de aire que afecta la respiración del paciente y genera una secreción bronquial con mayor densidad, tos, sensación de falta de aire y un silbido (sibilancia) al exhalar. Una característica de este tipo de padecimiento es que con medicamento broncodilatador se observa mejoría importante de los síntomas. No obstante, esta afección para algunas personas puede ser severa y afectar en las actividades diarias, produciendo ataques de asma que podrían poner en riesgo la vida del paciente.

No existe a la fecha una cura como tal para el asma, existe terapia inmunológica que disminuye significativamente la frecuencia e intensidad de las crisis asmáticas e incluso de la sintomatología habitual. Sin embargo, estos pacientes permanecen susceptibles a presentar eventos o molestias si suspenden en totalidad su tratamiento o se exponen a eventos precipitantes.

Los pacientes deben tener un tratamiento crónico para controlarlo y evitar ataques de asma o síntomas severos. También es importante saber que el asma puede cambiar con el tiempo, es decir, tanto puede disminuir como empeorar. Debido a esto, es muy importante consultar a un especialista (neumólogo preferentemente) de manera constante para el seguimiento y ajuste del tratamiento.

Ahora bien, también es esencial reconocer los síntomas de esta afección, los cuales incluyen:

  • Dolor u opresión del pecho
  • Falta de aire
  • Problemas para dormir que pueden ser causados por falta de aliento, tos o sibilancia al respirar
  • Tos que puede empeorar en presencia de infección de vías aéreas superiores por un virus respiratorio ya sea resfriado, gripe o covid-19
  • Sibilancias al exhalar, principalmente en niños.

En algunas personas los síntomas pueden empeorar por diferentes actividades con el tiempo, por ejemplo:

  • Asma inducido por una alergia, es decir, se genera por sustancias transportadas por el aire como las esporas de moho, polen, particulares de piel o saliva seca por animales domésticos, entre otros.
  • Asma por ejercicio, la cual puede empeorar con el aire frío o seco.
  • Asma ocupacional que se puede originar por gases, polvo o vapores químicos.
  • Exacerbación de síntomas por el clima, en climas fríos sobretodo.

Cuando un paciente padece asma que lo ha llevado a situación de crisis, necesitará el uso de un inhalador de alivio rápido frecuentemente, por lo que en las metas del tratamiento el objetivo será reducir el número y la gravedad de estos eventos al mínimo.

¿Cómo tratar un ataque de asma?

El ataque de asma se refiere a un empeoramiento de los síntomas del asma de forma repentina. Este puede ser causado por el espasmo de los músculos que forman parte de las vías respiratorias bajas (con la contracción de los mismos). Durante el ataque, el revestimiento de las vías se inflaman generando una mucosidad más gruesa de lo normal. Siendo estos los factores que pueden causar los síntomas de un ataque de asma, los signos incluyen:

  • Tos exacerbada
  • Respiración rápida
  • Sensación de ansiedad o pánico
  • Labios o uñas azules
  • Dificultad para respirar
  • Cara pálida y sudorosa
  • Opresión o presión en el pecho
  • Dificultad para hablar
  • Músculos tensos, principalmente del pecho y cuello (retracciones)
  • Sibilancias severas al inhalar y exhalar.

Es necesario reconocer los síntomas ya sea de uno mismo o de un familiar que se encuentre con nosotros y padezca un ataque.

De acuerdo con las guías GINA para el ASMA 2019, las mejores formas de tratar un ataque de asma es previniendolo, buen apego al tratamiento y seguimiento por médico especialista o médico general capacitado. Además de evitar los “disparadores” de ataques o exacerbadores del asma, considerar cambios en el entorno domiciliario, incluir actividad física mínima de 150 minutos por semana moderada, preferiblemente ejercicio aeróbico (con supervisión y previa aprobación médica).

Siempre será recomendado portar el medicamento de rescate indicado por el médico, de preferencia con copia de la receta o indicaciones, así informar a familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc., del padecimiento y explicarles qué medidas pueden tomar para ayudar ante un evento de urgencia.

Agradecemos la colaboración del doctor José M. Torres Zazueta, médico general, por compartir información para este artículo.

www.milenio.com

Ver también

Arderá Sonora en los próximos días

SAN LUIS RÍO COLORADO, jun. 16.- El municipio de San Luis Río Colorado será una …