¿Qué necesita la infancia?

Paula Takashima Aguilar

“La infancia tiene sus propias maneras de ver, pensar y sentir. Nada hay más insensato que pretender sustituirlas por las nuestras” Jean Jacques Rousseau. El 30 de abril de cada año, celebramos el día de la niñez, fecha dedicada a la fraternidad y a la comprensión de la infancia del mundo y destinada a actividades para la promoción del bienestar y de los derechos de los niños. La conmemoración de este día tiene su origen en la Primera Guerra Mundial, pues fue en este evento donde los habitantes del mundo tuvieron conciencia de la importancia de proteger la infancia y promover el ejercicio pleno de sus derechos.

La conmemoración de esta fecha nos obliga a hacer un alto para evaluar las condiciones que estamos ofreciendo a las nuevas generaciones en nuestro país, las cuales no parecen nada prometedoras: pobreza, desnutrición, violencia y exclusión, son parte de los retos que enfrentan.

En nuestro país, 7 millones de niños y niñas menores de 6 años viven en condiciones de pobreza, lo que significa que no cuentan con cobertura a sus necesidades básicas; 1.4 millones padecen de desnutrición crónica y 3 de cada 10 infantes de 0 a 4 años no son derechohabientes de ninguna instancia de salud. Las cifras anteriores preocupan, pues es en los primeros años de vida de los seres humanos cuando se desarrolla el cerebro además, durante esta etapa se establecen las formas básicas de pensar, responder y solucionar problemas.

Otro de los retos que enfrentan, además de las carencias que produce la pobreza, es la violencia: 1,237 niños y niñas entre 0 y 5 años fueron asesinados de 2010 a 2016 y existen 3,591 menores de 5 años desaparecidos registrados en las instancias de procuración de justicia. A la cifra anterior se debe agregar que 6 de cada 10 menores de 5 años experimentan métodos violentos de disciplina, lo que equivale a más de 7 millones de niños y niñas en el país.

La infancia es una de las etapas más significativas y millones de niños y niñas no están disfrutándola pues son millones de infantes en la calles tratando de sobrevivir, millones de niños y niñas guardando silencio por diferentes circunstancias de maltrato y millones trabajando en las calles para llevar dinero a sus hogares.

Como sociedad, es urgente que avancemos en la difusión y reconocimiento de los derechos de la niñez, pero también que se incida en política pública para lograr que tengan acceso a servicios de salud, educación y sobre todo, protección con un enfoque de derechos que involucre a familia, comunidad, gobierno, medios de comunicación y todos los actores sociales.

Entender lo que la infancia requiere es el primer paso para lograr el desarrollo de niños y niñas saludables, felices y resilientes, en pleno goce del ejercicio de sus derechos. Recordemos que este día el mejor regalo que pueden tener de nosotros no es un juguete, es la promesa de que como sociedad trabajaremos en conjunto para su protección y para garantizar su desarrollo. ¡Todos los derechos para los niños y niñas, en todos los espacios!

La autora es Directora de Grameen de la Frontera y profesora de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey Campus Sonora Norte

@PaulaTakashima

Ver también

Trasladarán a Mario Aburto a penal de Baja California por medidas cautelares de CNDH

ESPECIAL, may. 08.- El Órgano Administrativo Desconcentrado, Prevención y Readaptación Social (OADPRS) del gobierno federal …