A dos semanas de la desaparición de Bianca y su hermana Aderly en Cajeme, su madre exclama: “es mucha la agonía y la impotencia que siento”

CAJEME, Sonora, abr. 14.- “La Fiscalía ya no ha venido, ya tiene unos cinco días que perdí comunicación, haz de cuenta… porque ya no me dicen nada, no vienen, no sé si siguen con la investigación o no, no hay novedades”.

Nohemí Armendáriz dice esto con voz cansada a través del teléfono. Es la madre de Bianca y Aderly, hermanas desaparecidas el 31 de marzo en Ciudad Obregón, Sonora, y hoy cumple dos semanas sin tener noticias de sus hijas.

Las hermanas residentes del ejido Quetchehueca, en Cajeme, fueron vistas por última vez en el restaurant El Deshuesadero, en Ciudad Obregón -a 20 minutos de distancia en carro- hasta poco antes de las 15:00 horas de aquel miércoles. En ese momento se perdió comunicación con ellas. Habían ido a comer después de hacer unos trámites en la ciudad.

Bianca Anahí Mendoza Armendáriz, de 28 años, es enfermera del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y Brianda Aderly Mendoza Armendáriz, de 19 años, es su hermana menor.

“Lo mismo preguntaban: ‘¿la última vez que las vieron?’ Y así, nada novedoso, nada nuevo”, dijo la madre sobre la última vez que la autoridad se acercó a su familia.

“Vinieron aquí a la casa, a lo mismo. Información, no dan ellos, ni si vieron las cámaras del C5, ni que ellos digan: ¿son sus hijas? ¿Serán estas? Algo que yo vea… pero no he visto nada”, agregó.

Ni ellas, ni su automóvil -un Sentra 2006, sin placas, color dorado arena- o sus pertenencias han sido localizadas, a excepción de la credencial de elector de Bianca, ubicada el 4 de abril por un joven en las cercanías a unas tierras de cultivo y entregada a la familia de las hermanas.

“Mi hermano tuvo que ir por ella, le avisé a los AMIC (Agencia Ministerial de Investigación Criminal) y no fueron, mi hermano la tuvo que ir a buscar… cuando yo la tuve, entonces sí, vinieron por ella para la investigación, no fueron ni capaces de ir por ella”, dijo sobre la credencial.

“Hemos ido a ver si encontramos la mochila y otras pertenencias, pero no, todo en vano”, continuó. Fuera de eso, en los últimos 14 días, la familia no ha recibido más información o rastros… solo llamadas de extorsión.

“He tenido que moverme y pedir ayuda a quien sea, porque no me puedo quedar yo de brazos cruzados, de estar yendo y que no me digan nada, me dicen lo mismo: que el protocolo, que los pasos a seguir, pero no me enseñan nada, ni un ‘mire, vimos esto’”, dijo Nohemí, “que se enfoquen un poco más en mis hijas, porque ya es mucho, es mucha la agonía que estamos pasando, mis hijas quién sabe cómo estarán o por qué estarán pasando”.

Luego concluyó: “Está muy duro aquí en Obregón, han matado a mucha gente y a lo mejor tienen mucho trabajo, pero todos queremos que aparezcan mis hijas. Que nos ayuden, que son mis dos únicas hijas que tengo, que es mucha la impotencia que siento”.

El pasado 5 de abril, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE) activó la Alerta Alba para pedir apoyo de la ciudadanía en la localización de las hermanas Mendoza Armendáriz, bajo el reporte número PASON/114/2021.

Mediante un comunicado, la FGJE informó que recibió la denuncia por desaparición de personas el viernes 2 de abril a las 12:40 horas, que fue interpuesta por familiares de las hermanas y que, “una vez transcurridas las 36 horas de la fase interna de localización” se emitió la Alerta para solicitar apoyo ciudadano.

Proyecto Puente solicitó información a la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE) y a la Comisión Estatal de Búsqueda referente al caso de las hermanas Mendoza Armendáriz, pero no se obtuvo respuesta.

Cualquier información que pueda ayudar a localizarlas, favor de proporcionarla al 911 o al número (662) 289 8800 ext. 15511.

Información tomada de proyecto puente.com.mx

Ver también

Dodgers se hunden y sus aficionados también; protagonizan pelea en estadio ajeno

ESPECIAL, may. 08.- Por cuarto juego consecutivo los Dodgers volvieron a perder (9-2), esta vez …