¿En el camino de tu vida te tropezaste con una piedra?, ¡qué bien: úsala en la construcción de tu vida!

Si hay algo de lo que podemos estar seguros en esta vida es precisamente de que no podemos estar seguros de nada, esta situación lejos de permitir cause desasosiego en nosotros debe movernos a adoptar una actitud proactiva en nuestro proyecto personal que nos permita utilizar a nuestro favor incluso aquellas adversidades que enfrentemos.

Seguro estoy que todos conocemos la historia de una o dos personas que a pesar de los grandes desafíos que enfrentaron en su vida lograron hacer de ésta algo de excelencia al grado de volverse un referente, pero no solo eso sino que esas mismas personas reconocen que en muchas ocasiones esas adversidades fueron el origen de la grandeza que lograron realizar.

Lo anterior puede parecer contradictorio pues uno esperaría que una adversidad tuviera un impacto negativo en lo que queremos lograr más que un impacto positivo, y este razonamiento aunque correcto guarda un error en el mismo ya que solo considera a la adversidad en sí sin considerarnos a nosotros como el sujeto que lleva las riendas del proyecto de vida.

Si las cosas que enfrentamos fueran las que definieran nuestra vida realmente sería muy poco lo que podríamos lograr pues estaríamos a merced de que las circunstancias externas fueran completamente favorables, pero los ejemplos de gentes que teniendo todo en contra lograron salir adelante nos dice que esto no es así sino que somos nosotros los que finalmente decidimos que hacer con lo que vivimos.

Volviendo a los ejemplos que conocemos, yo creo que también pueden venírsenos a nuestra mente los casos de dos o tres personas que enfrentando adversidades no supieron sobreponerse a las mismas dando al traste con su proyecto de vida.

Sin tratar de juzgar de una manera absoluta esto, pues cada quien sabe lo que vive, sí podemos señalar que ante los diferentes resultados vivenciales de gente que ha experimentado adversidades, debe haber algo personal, íntimo, que define el resultado final.

Piensa en algo que hayas experimentado y que creíste resultaría para mal en tu proyecto de vida, pero que ahora visto a la distancia no podemos decir que así fue, sino que al contrario, sirvió para hacerte alguien mejor. Vamos, piénsalo, no puede ser tan difícil ya que todos tenemos experiencias que en su momento creímos devastadoras para nosotros y que vistas ya en el tiempo pierden ese cariz pero nos dejan algo de valor.

Con esa reflexión quiero que veas que en muchas ocasiones eso negativo que hemos vivido, incluyendo lo positivo que pudo habernos dejado, ha sido más bien una cuestión de causalidad que de volición, es decir, se dio por que sí más que por que lo hayamos querido así.

De la misma forma quiero que pienses que si eso es posible de darse solo por qué sí, también debe ser posible de darse porque nosotros lo queramos. ¡Esa es nuestra ventana de oportunidad en nuestro proyecto de vida! El hacernos responsables del mismo y el buscar todas las experiencias para sacar lo mejor de nosotros por más desagradables que éstas pudiesen en su momento ser.

No me digas que la vida es pesada, que los retos son insalvables, o que las adversidades son abrumadoras, ¿en el camino de tu vida te tropezaste con una piedra?, ¡qué bien: úsala en la construcción de tu vida!

 

Roberto Celaya Figueroa, Sc.D.

Formación • I+D+i • Consultoría

Desarrollo Empresarial – Gestión Universitaria – Liderazgo Emprendedor

www.rocefi.com.mx

 

Este artículo puede verse en video en https://youtu.be/97BMBI4EvBQ

 

También puede descargarse gratis el libro  “Tu Palabra es Verdad -365 citas y reflexiones- Tomo 3”, desde www.rocefi.com.mx  (Menú “Libros” Sección “e-book gratis”)

Ver también

Avanza vacunación contra COVID-19 en Sonora: Secretaría de Salud

Hermosillo, Sonora, may. 05 (ESP/NPN).- La vacunación contra COVID-19 avanza en Sonora con la aplicación …