Superar un reto te capacita para, por un lado, esperar un reto mayor, y por otro, ayudar a otros a superarlo

Una tónica de la motivación relacionada con la consecución de nuestras metas señala la lucha constante que debemos hacer para lograr esto, pero algo que en ocasiones se deja de lado es también señalar con claridad la habilitación de que somos objeto con cada sueño que conquistamos.

El ser humano es un ente permanentemente insatisfecho, no lo digo esto con un ánimo de señalar un vacío existencial sino más bien un constante buscar hacer más, tener más, ser más. Esa insatisfacción que todos damos por hecha al parecer la olvidamos cuando estamos trabajando por lograr un sueño o una meta, ¿por qué digo esto?, pues porque muchos suponen, al menos en la práctica, que una vez que logren lo que buscan o desean sus esfuerzos terminarán y podrán ponerse a descansar sin luchar más, lo cual no es así.

¿Qué es lo que realmente sucede? –y que por cierto en ocasiones tiende a deprimir a quienes experimentan esto-, pues que una vez que se conquista un sueño, una meta o un objetivo, lo que sigue es otra lucha, otro camino, otro esfuerzo. Claro que si tú tienes claro que este andar es así no experimentarás ese desasosiego sino que al lograr tus propósitos te sabrás y sentirás listo para lo que viene.

A eso es a lo que me refiero cuando señalo que el logro de algo te habilita para buscar algo mayor, ya que la lucha experimentada te ha dado la fortaleza y la experiencia para sentirte capaz de hacer más, de lograr más, de ser más. Pero esa habilitación es solo una parte de la consecuencia de tus luchas, la otra está en  la responsabilidad que adquieres ante los demás, responsabilidad que podemos señalar como solidaridad.

Esta solidaridad la explico señalando que la habilitación que adquieres, si bien te faculta para nuevos retos, también te faculta para ayudar a los demás a que superen los suyos. Cuando expreso esta idea, por lo menos en confianza, hay quienes señalan que eso no es su responsabilidad, que cada quien debe luchar por lo que quiere y que dependerá solo de ellos el lograrlo o no, pero quiero explicarlo de otra forma.

Piensa en cualquier sueño, meta u objetivo que te haga sentir muy orgulloso de haberla logrado, piensa en este momento en todas esas cosas que tuviste que hacer, incluso esos pequeños logros que tuviste que alcanzar al lograr lo que buscabas, piénsalo un momento, ahora te pregunto ¿realmente tú lo hiciste sólo?, ¿no hubo gente que te ayudó de una u otra forma? Realmente considero muy difícil si no es que imposible el que alguien logre algo sin deberle nada a nadie, veamos una cosa tan simple como leer y escribir. Muchos de nuestros logros requieren de eso, así que estamos en deuda con aquellas personas que desde nuestra más tierna infancia nos enseñaron esto.

De la misma forma podemos ir avanzando en nuestra vida y encontrar muchas personas que nos fueron ayudando a construirnos como personas hasta llegar a ser lo que somos. Obvio que cuando nos referimos a una meta en concreto podemos identificar o no a quienes nos hayan ayudado o no para lograrla, pero más allá de quien tuvo una incidencia directa están las decenas de personas cuya incidencia indirecta –como los ejemplos que acabo de mencionar- nos facultó para lograr el sueño, meta u objetivo en cuestión.

Así que eso de ayudar a los demás no es una acto de altruismo o de buena voluntad sino de reconocimiento de nuestra deuda con muchas personas que antes nos ayudaron y cuya forma de pagarles es ayudando a los que en nosotros buscan una guía, un apoyo, un empuje.

La habilitación que cada esfuerzo va haciendo en nosotros nos genera un carácter, una fuerza y una voluntad que nos permitirá avanzar en el logro de nuestras metas y ayudar a avanzar a los demás en la consecución de las suyas, después de todo superar un reto te capacita para, por un lado, esperar un reto mayor, y por otro, ayudar a otros a superarlo.

Roberto Celaya Figueroa, Sc.D.

Formación • I+D+i • Consultoría

Desarrollo Empresarial – Gestión Universitaria – Liderazgo Emprendedor

www.rocefi.com.mx

Este artículo puede verse en video en https://youtu.be/MG5d9HFT3DY

También puede descargarse gratis el libro  “Tu Palabra es Verdad -365 citas y reflexiones- Tomo 3”, desde www.rocefi.com.mx  (Menú “Libros” Sección “e-book gratis”)

Ver también

Avanza vacunación contra COVID-19 en Sonora: Secretaría de Salud

Hermosillo, Sonora, may. 05 (ESP/NPN).- La vacunación contra COVID-19 avanza en Sonora con la aplicación …