Clima Navojoa: Domingo 33°C
Inicio / Cintilla / ¿Qué hacer si ya eres víctima de violencia de pareja?

¿Qué hacer si ya eres víctima de violencia de pareja?

ESPECIAL, Nov. 21.- El hecho de que tu pareja te grite cuando se enoja o te habla mal verbalmente, no es normal, es un signo de violencia. Este acto está señalado en el Violentómetro, un material gráfico y didáctico que permite visualizar las diferentes formas de manifestación de la violencia en la vida cotidiana las cuales se han normalizado. Este gráfico fue creado por Martha Alicia Tronco Rosas, entonces directora de la Unidad Politécnica de Gestión con Perspectiva de Género del IPN.

Las manifestaciones que muestra el violentómetro no necesariamente son consecutivas, sino que pueden ser experimentadas de forma intercalada. La intención de este gráfico es alertar a las mujeres que desde el inicio de su relación viven estas manifestaciones de violencia.

MENSAJES
Kowi Top
No Pasa Nada Portada-Notas

“Al principio comenzó quejándose de mi físico, después me dejaba de hablar, ahora juega con que me va a pegar, me da miedo que un día me mate”, es uno de los testimonios que dio una mujer víctima de violencia a La Cadera de Eva.

“Los hombres no ejercen violencia desde el día uno, estas conductas empiezan con conductas de abuso psicológico que son difíciles de detectar porque están enmascaradas en este discurso de cariño de afecto y amor, ´yo te cuido´, ´dime dónde estás´, ´quiero saber´, ´tengo celos porque tu me encantas´”.

“Ahí se empieza de quitarle de autonomía y de la posibilidad de decidir de la pareja y va socavando el autoestima del otro. Estas violencias no sólo pueden ser perpetuadas por hombres, también por mujeres con otras mujeres u hombres con otros hombres”, dice en entrevista para La Cadera de Eva, Diana Triviño, psicóloga feminista de la red de terapeutas Insurrectas.

Salir de la red de violencia

“Ya que se generó esto, hay acciones que generan más intolerancias. Así es cómo inicia el círculo de la violencia”. En éste, hay tres etapas: tensión, explosión y el perdón o luna de miel. En la última fase, puede ser que este “reencuentro” sea más largo, conforme avanza la violencia, son más cortos. La mujer ya no saben qué estrategias tomar, la mujer cree que la responsabilidad es de ella.

Las mujeres caen en el juego del chantaje. “Ellos pueden decir,” estamos así porque tú estás con tus amigas´, ´por qué me haces esto´. Como ya se está inserta en el círculo, ellas pueden sentirse culpables y frustradas de no poder solucionar esta situación.

¿Qué hacer para salir de la violencia?

El victimario crea un entramado que hace creer a la víctima que está sola. Se ha creado un entramado violento, describe Diana.

“Ya cuando el agresor es muy violento”, Diana considera que ya no es posible conciliar. La posibilidad de un acuerdo o el diálogo es al principio de la relación, en las primeras etapas, después ya es más complicado.

Cuando una mujer está en una situación ya avanzada de violencia, en la que hay una manipulación psicológica, lo más aconsejable es que estas mujeres conformen comunidad con otras que están viviendo lo mismo.

“Ya hay varios grupos en Facebook donde se juntan estas mujeres a hablar, es a través del acompañamiento como ellas han podido salir”, dice Diana. “Es más fácil que entre ellas se puedan apoyar, estamos viendo que esa es la salida, las redes”, advierte.

La violencia intrafamiliar en aumento

De acuerdo al último reporte de la Red Nacional de Refugios (RNR), del total de llamadas y mensajes de auxilio recibidos, 80% son realizadas por mujeres. Además, tres de cada 10 mujeres con hijas/os que se comunicaron a las líneas de atención y redes sociales manifestaron que ellas/os también vivieron violencia, siendo 2,258 niñas y niños víctimas de violencias durante el confinamiento. De las personas que se contactaron por estos medios, 41% fueron mujeres víctimas de violencias y 41% redes de apoyo de las mujeres en situación de violencias.

A 8 meses de la crisis sanitaria por COVID-19 las violencias contra las mujeres, niñas y niños continúan en aumento, de marzo a octubre han sido atendidas 22 715 mujeres niñas niños y adolescentes a través de los Centros de Atención Externa y Refugios de la RNR. De las mujeres atendidas el 98% son mexicanas, el 2% extranjeras y una de cada 10 es indígena. Mientras que sus agresores son en un 71.35% sus parejas, el 10.77% exparejas, 16.06% algún otro hombre familiar de la víctima (padre, padrastro, tío, hermano, abuelo, etc.). Asimismo, el 13% de los hombres agresores cuenta con antecedentes penales (narcotráfico, trata, secuestro, robo y violencia familiar), el 9% con vínculos militares o políticos 9% y el 17% usan armas blancas o de fuego, datos que reflejan que las violencias son sistémicas y estructurales.

Lasillarota.com

Ver también

Buen pitcheo y ofensiva oportuna para que Tomateros empate la serie

NAVOJOA, SONORA; nov. 22.- Los Tomateros de Culiacán emparejaron la serie luego de vencer a …