Clima Navojoa: Jueves 33°C
Inicio / Cintilla / Con una derrota cantada en el horizonte, Donald Trump acusa “fraude” y sugiere aplazar las elecciones

Con una derrota cantada en el horizonte, Donald Trump acusa “fraude” y sugiere aplazar las elecciones

El Congreso de Estados Unidos fija las fechas de las elecciones y la Constitución no prevé aplazamiento alguno de la fecha de juramentación del Presidente el 20 de enero de 2021.

WASHINGTON, Jul. 30.- El Presidente Donald Trump insinuó el jueves por primera vez que se podría “demorar” la elección presidencial de noviembre, luego de denuncias infundadas de que el aumento de la votación por correo provocará intentos de fraude.

MENSAJES
Kowi Top
PMI Portada y notas
Los Álamos Restaurantes Portada y notas

El Congreso fija las fechas de las elecciones y la Constitución no prevé aplazamiento alguno de la fecha de juramentación del Presidente el 20 de enero de 2021.

Trump tuiteó: “Con el Voto Universal por Correo (no el Voto en Ausencia, que es bueno), 2020 será la Elección más IMPRECISA / FRAUDULENTA de la historia. Será una gran vergüenza para EU. Demorar la Elección hasta que la gente pueda votar de manera debida y con seguridad???”.

Fue un día de malas noticias económicas: el Gobierno informó que la economía se contrajo a un vertiginoso 32.9 por ciento anual en el trimestre abril-junio, de lejos la peor caída trimestral de la historia. La pandemia de coronavirus ha provocado cierres de empresas, decenas de millones de empleos perdidos y una tasa de desempleo de 14.7 por ciento.

No hay pruebas de fraude electoral generalizado en la votación por correo, incluso en estados que votan exclusivamente mediante el servicio postal. Cinco estados votan exclusivamente por correo y aseguran que tienen instaladas las salvaguardas necesarias para impedir que un “actor extranjero hostil” altere el sufragio. Los expertos en seguridad electoral dicen que el fraude en todas sus formas es inusual.

Trump ha intentado echar una sombra de duda sobre la elección de noviembre y el aumento previsto de la votación por correo o en ausencia como resultado de la pandemia. Ha dicho que la votación por vía remota es el “mayor riesgo” para su reelección. Su campaña y el Partido Republicano han intentado combatirla, aunque en otros tiempos les dio una ventaja significativa.

Trump —en desventaja en las encuestas públicas y privadas—se negó hace algunas semanas en una entrevista a comprometerse a aceptar los resultados, una amenaza similar a la que hizo semanas antes de los comicios de 2016.

“Tengo que ver. Vea… tengo que ver”, le dijo al periodista Chris Wallace durante una entrevista en Fox News Sunday. “No voy a decir que ‘sí’, no voy a decir que ‘no’ y la vez pasada tampoco lo hice”.

El mes pasado, Trump dijo en Arizona que “ésta será, en mi opinión, la elección más corrupta de la historia de nuestro país”.

En abril, el Presidente había descartado la perspectiva de tratar de cambiar la fecha. “Ni siquiera se me ocurrió cambiar la fecha de la elección”, dijo. “¿Por qué habría de hacerlo? Tres de noviembre. Es un buen número. No, no veo la hora de que se haga esa elección”.

“No estoy pensando en eso”, insistió. “En absoluto”.

En declaraciones ante un panel legislativo días atrás, el Secretario de Justicia, William Barr, dijo que existía un “alto riesgo” de que la votación por correo provocara un fraude “masivo”. Dijo que no tenía “motivos para creer” que la elección sería amañada, pero “si hay votación por correo generalizada, eso incrementa sustancialmente el riesgo de fraude”.

TRUMP, A LA BAJA

A menos de 100 días de las elecciones, más estadounidenses consideran que el país va por la dirección equivocada que en cualquier otro momento durante la Presidencia de Donald Trump, dijo el domingo pasado una encuesta reveladora de las dificultades que aguardan al republicano en su duelo contra el demócrata Joe Biden.

Además, apenas el 32 por ciento de la población aprueba de la gestión de Trump con respecto a la lucha contra el coronavirus, un piso que no se había visto antes, según el sondeo realizado entre la AP y el Centro NORC para Investigaciones Políticas. Incluso la aprobación hacia el manejo de la economía, que antes era un punto fuerte de Trump, ha estado cayendo.

Las malas noticias han provocado un abrupto cambio de estrategia por parte de la campaña republicana y de la Casa Blanca. Luego de meses en que desestimó el coronavirus y el resurgimiento de la enfermedad, Trump la semana pasada advirtió que las cosas probablemente empeorarán antes de mejorar. Tras minimizar la importancia de usar mascarillas para protegerse del virus, súbitamente Trump llamó a la población a hacerlo. Y tras insistir en que realizará una gran convención partidista en agosto, eventualmente tuvo que cancelar esos planes.

Los súbitos repliegues reflejan la difícil situación en que se encuentra el mandatario faltando tres meses para las elecciones. Aunque ahora está tratando de definir la contienda como una guerra entre el caos y “la ley y el orden”, sus perspectivas reeleccionistas dependen de su manejo de la crisis del coronavirus y de si el electorado cree que el país avanza en la dirección correcta bajo su conducción.

En ese sentido, la encuesta deja claro que las cosas se ven cuesta arriba para el mandatario: Ocho de cada 10 estadounidenses opinan que el país va en la dirección equivocada, más que en cualquier punto de la Presidencia de Trump. Aparte de eso, apenas el 38 por ciento de los encuestados opinan que la economía va por buen camino, un pronunciado descenso con respecto al 67 por ciento visto en enero.

La campaña de Biden está decidida a dejar los reflectores enfocados directamente sobre el Presidente en los meses que faltan para los comicios, confiada en que el exvicepresidente ganará si la campaña se convierte en un referéndum sobre la gestión de Trump.

“La gente está harta de un gobierno que está paralizado y dividido y no es capaz de hacer que las cosas funcionen”, observó Kate Bedingfield, subdirectora de la campaña de Biden. “Lo que la gente dice percibir de Trump en estos momentos es una mezcla incoherente de retórica arrogante y egoísta”.

En total, el 38 por ciento de los estadounidenses aprueban de la gestión del Presidente — cerca del límite inferior de la estrecha banda en que su índice de aprobación se ha mantenido durante su Presidencia, y levemente menos de a comienzos de año. La mayoría de los republicanos — el 81 por ciento — aprueban de la gestión de Trump, pero sólo el 68 por ciento de ellos aprueban de su gestión sobre la pandemia.

 

www.sinembargo.mx

Ver también

Lleva Salud Sonora programa “Anticipa” a comunidad La Atravesada

Se entregaron oxímetros, medicamentos y kits Anticipa GUAYMAS, SONORA, Ago. 5 (ESP/NPN).- Para reforzar el …