Clima Navojoa: Domingo 19°C
Inicio / Cintilla / Feminicidios, la deuda de México

Feminicidios, la deuda de México

ESPECIAL, Feb. 22.- Uno de los grandes retos que nuestro México enfrenta es conseguir la eliminación de la violencia de género, sobre todo erradicar el feminicidio.

El concepto deriva del inglés femicide, que la feminista Diana Russell propuso para hacer referencia a aquella situación histórica, crónica y sistemática de violencia de género en contra de las mujeres, la cual esconde una connotación de tolerancia social, de impunidad y generalidad.

MENSAJES
Kowi Top
Los Álamos Café Portada y Notas

Hablar de feminicidio es hablar de un fenómeno que ha sido invisible durante años: hay que decirlo, es un hecho que ha sido normalizado desde los inicios de la sociedad humana, un horror que de ninguna manera justifica su existencia.

El feminicidio se refiere al asesinato de una mujer, por el hecho de serlo, el final de una continua violencia y la manifestación más brutal de una sociedad patriarcal.

Así, el feminicidio es parte de las múltiples y complejas formas de violencia contra las mujeres. Este no puede entenderse sólo como un asesinato individual, sino como la máxima expresión de una brutal violencia, en la que la extinción de la vida de una mujer tiene como objetivo mantener la discriminación y la subordinación de todas.

Lo anterior no es privativo de la sociedad mexicana, sino que también ocurre en todo el mundo. De acuerdo con el Global Study on Homicide 2018, se estima que tan sólo en el año 2017, de las 87 mil mujeres que fueron asesinadas en todo el mundo, 50 mil fueron asesinadas por sus parejas o miembros familiares. La cifra se traduce en 137 mujeres asesinadas todos los días por un miembro de su familia.

Sin lugar a dudas, el cruento fenómeno del feminicidio reporta cada vez cifras más escalofriantes. En México, con tristeza, la realidad no es diferente y el fenómeno se ha incrementado de forma vertiginosa. En el año 2019, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se registraron 976 feminicidios, 85 casos más que en 2018. Y en lo que va del año, se han cometido 265 casos.

Y es que el fenómeno no conoce fronteras y afecta por igual a mujeres y niñas de diferentes estratos económicos, credos o culturas. Desde las zonas rurales de todo el país, hasta los campus universitarios: se trata de una pandemia de odio que exige de todos tomar medidas cuanto antes.

Las medidas deben ser, por una parte, sensibilizar a la sociedad y a las autoridades sobre el feminicidio, desarrollar herramientas que nos permitan la detección y prevención de este tipo de violencia, inundar de información educativa útil que permita la atención y protección de las mujeres violentadas y hacer llegar un claro mensaje a toda la sociedad: la violencia contras las mujeres y el feminicidio no son sino manifestaciones de discriminación, que deben ser eliminadas de una vez por todas.

Lo peor que como sociedad podría ocurrirnos en medio de la barbarie que vivimos a diario, es que los métodos contra esta violencia terminen por dividirnos.

La reflexión, las propuestas y el intercambio de ideas deben llevarnos a encontrar la forma de acabar con esta lacerante realidad que violenta a nuestras mujeres. Sólo con mayor educación se logrará un cambio en la conciencia social que nos permita el regreso de la paz que tanto ansiamos como país.

Es cierto, las autoridades deben redoblar esfuerzos, afinar estrategias y rectificar, pero como sociedad debemos hacer nuestro trabajo: alzar la voz, denunciar. Porque cuando los buenos callan, los malos siempre vencerán.

Como Corolario, la cruda frase de la escritora canadiense Margaret Atwood: “Los hombres temen que las mujeres se rían de ellos. Las mujeres temen que los hombres las asesinen”.

 

www.excelsior.com.mx

Ver también

El tenor Arturo Chacón, de origen navojoense, se pone rockero

CIUDAD DE MÉXICO, Mar. 29.- El tenor mexicano Arturo Chacón-Cruz comparte su lado más rockero …