Clima Navojoa: Domingo 20°C
Inicio / Cintilla / Ahora, el abismo

Ahora, el abismo

Luis Enrique Gómez Ortega.

“Cuando miras largo tiempo a un abismo, también éste mira dentro de ti”. Federico Nietzsche. (Aforismo 146) Más allá del bien y del mal.

MENSAJES
Kowi Top
Los Álamos Café Portada y Notas

Hace unos años fue violada y asesinada una joven maestra de danza en la ciudad. El caso se hizo escandalosamente público gracias a las redes sociales y aprehendieron al asesino que, además, resultó ser un violador serial. En ese tiempo tomé el tema en clases y recuerdo que un joven universitario opinó, con seriedad, que “eso les pasaba a las mujeres por abrir las piernas”. Le dije que tenía como norma de vida no discutir con imbéciles pero, en su caso, haría una excepción. Fue en el 2016. La excepción se ha convertido en costumbre. No falta, cada vez que tratamos de reflexionar y analizar la situación de las mujeres en nuestro entorno, que hombres estudiantes expresen su sentir y pensar (esto último es un decir) que dista mucho de un proceso de razonamiento, y que se acerca más a una llamada de la víscera y de la bestia que todos llevamos dentro. Es, por decir lo menos, preocupante.

Preocupante porque esos universitarios ya llevan más de doce años de escolaridad y entonces la pregunta se convierte en varias: ¿qué estamos enseñando? ¿para qué educamos? ¿qué pasa con las madres, hermanas, tías, profesoras, líderes? ¿cuál es su relevancia? ¿de qué sirve tanto título, grado, mención, fama, en aquellos que toman decisiones? Por más que tratemos de hacer de este tema algo personal que atañe solo al individuo o a la familia, o a los valores en casa, también tenemos que asumir la responsabilidad de los que gobiernan. El Estado y sus representantes, léase políticos, tienen como fundamental deber el mantener a la ciudadanía segura. Si no hay estrategias de Estado, sin líneas de acción de políticas públicas medibles, evaluables; sin un pensamiento que asuma las contradicciones, las procese y convierta en sensibilidad política para los más vulnerables; sin una estrategia significativa en la educación integral; sin estructura judicial que disminuya y elimine la impunidad diaria, esto no irá a ningún lado, o si, irá al abismo.

Es cierto, quizás nos estamos acostumbrando al horror del abismo, y, tal vez, lo que miramos no sea más que nuestra propia oscuridad.

Habrá que hacer la luz. Habrá que ser la luz.

lgomezortega@gmail.com

Ver también

El tenor Arturo Chacón, de origen navojoense, se pone rockero

CIUDAD DE MÉXICO, Mar. 29.- El tenor mexicano Arturo Chacón-Cruz comparte su lado más rockero …