Clima Navojoa: Martes 17°C
Inicio / Cintilla / La familia Fox explota a placer tierra, agua y otros recursos de Guanajuato

La familia Fox explota a placer tierra, agua y otros recursos de Guanajuato

CIUDAD DE MÉXICO, Ene. 12.- En Guanajuato, la familia Fox explota a voluntad la tierra, el agua y demás recursos naturales para beneficio de sus negocios y de sus fortunas, denuncian organizaciones y activistas en redes. Una práctica en el núcleo familiar que ha persistido por más de dos décadas bajo el cobijo de las autoridades locales y megaempresarios que fungen como sus asociados que los han convertido en “los reyes del brócoli”, de acuerdo con denuncias.

En la actualidad los Fox son señalados en San Miguel Allende por su intención de apropiarse de 20 hectáreas de una reserva ecológica ubicada en el municipio, uno de los más turísticos de Guanajuato.

MENSAJES
Kowi Top
Motopartes Top y Notas adentro
Los Álamos Café Portada y Notas

Su objetivo sería desarrollar un complejo de negocios que les permitan financiar el Centro de Rehabilitación Integral de San Miguel de Allende (CRISMA), mismo que adhirieron en 2015 a la fundación Vamos México, A.C. y para el que en 2017, ya habían conseguido que el Ayuntamiento de dicho municipio les donara dos hectáreas de la reserva con el fin de construir en ella una nueva sede para este centro.

La indignación por este tema ha trascendido a las redes sociales, a raíz de que se difundió que el ex Presidente solicitó al Gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo anexar las 20 hectáreas adicionales a su proyecto durante la inauguración de las nuevas instalaciones del CRISMA desarrolladas en el predio que obtuvieron en 2017.

En la Red, las protestas resurgieron a finales del 2019 por las afectaciones ecológicas que tendría el donar una parte adicional de la reserva a los Fox y por la discrecionalidad con la que el ex Presidente y su esposa, Marta Sahagún, han sido favorecidos desde hace años por los Gobiernos de Guanajuato para recibir este tipo de apoyos a costa del patrimonio público a pesar de las denuncias de enriquecimiento ilícito que sopesan sobre sus cabezas.

CORREDOR BIOLÓGICO AMENAZADO

En entrevista con SinEmbargo, Mario Hernández, director del Jardín Botánico El Charco del Ingenio, una de las organizaciones que se posicionó en contra de la solicitud de los Fox, mencionó que la reserva fue decretada en el año 2005 y en la actualidad comprende 380 hectáreas que integran cuatro predios: El Obraje, el parque Landeta, el Parque Bicentenario, y el Jardín Botánico El Charco del Ingenio.

La zona ecológica se encuentra al norte de la población de San Miguel de Allende y funciona como un corredor biológico que según el ambientalista al ser fraccionado implicaría riesgos para la ciudad. La deforestación de la zona incrementaría los escurrimientos hídricos, afectaría a la flora y a una gran cantidad de especies migratorias, y finalmente deterioraría la calidad del oxígeno por lo que, según Hernández, su preservación es necesaria.

Sin tomar en cuenta esta consideración, en 2017, Vicente Fox y su esposa Martha Sahagún lograron que el Ayuntamiento de San Miguel Allende, entonces a cargo del panista Ricardo Villareal García, les donara dos hectáreas para la construcción de nuevas instalaciones para el CRISMA.

Además de ignorar las protestas de la población, el ambientalista Mario Hernández indicó que el procedimiento se realizó a discrecionalidad y sin realizarse los estudios de impacto ambiental adecuados.

“La legislación estatal, el código territorial, en el artículo, si no me equivoco el 89, establece que para cualquier actualización, modificación de áreas naturales protegidas de carácter estatal o zonas de preservación ecológica, se deberá llevar a cabo el mismo proceso que se llevó para su declaratoria.

Es decir, para poder reducir o cambiar o modificar una zona de preservación ecológica se requiere un estudio de impacto ambiental, un estudio previo justificativo, una consulta con la población y posteriormente un análisis científico, cosa que no se llevó a cabo”, sostuvo el ambientalista.

Detrás de la intención filantrópica de los Fox, Mario Hernández considera que el matrimonio oculta intereses económicos dado que San Miguel de Allende, es un municipio turístico en el que se ha desatado un boom inmobiliario en los últimos años y que ha dejado negocios millonarios a los inversionistas de la región.

“El poder de desarrollar fraccionamientos, condominios en San Miguel de Allende ha representado una ganancia millonaria para unos pocos que se han beneficiado de esa declaratoria. Entonces Vicente Fox también entendiendo el gran potencial en términos de negocios quiere de nuevo también ser parte de esa oportunidad para poder seguir lucrando con algo que nos pertenece a todos”, aseguró el activista.

ACUÍFERO DE LEÓN: ORO PARA LOS  FOX

Los Fox extienden largas raíces en Guanajuato, donde sus negocios no solo se centran en las fundaciones caritativas, sino también en una pujante industria agrícola de exportación que se desarrolla en el estado a costa de la explotación del agua de la región hidrológica Lerma-Santiago.

Mario Hernández también mencionó a este medio que Guanajuato padece una severa crisis por el agua, y que a pesar de ella, la agroindustria a gran escala ha transformado la vocación agrícola del estado.

De acuerdo con el ambientalista, los cultivos de hortalizas para exportación fueron impulsados sobre todo durante la gestión de Javier Usabiaga Arroyo, ex titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) durante el sexenio de Vicente Fox.

Usabiaga, quien falleció en septiembre del 2018, fue señalado por utilizar apoyos federales como Procampo para favorecer a sus allegados, entre ellos sus propios familiares y los hermanos de Vicente Fox.

El apoyo económico no hubiera sido suficiente para impulsar los negocios que hoy tienen los familiares del ex funcionario finado y los hermanos Fox si no disponían también de los recursos hídricos del estado.

Entre los años 1995 y 1999, periodo en que Vicente Fox se desempeñó como Gobernador de Guanajuato, él y sus hermanos, obtuvieron 13 títulos de concesión para la explotación de acuíferos ubicados al interior de los límites del Rancho San Cristóbal, propiedad del ex Presidente. A estas se suman otras más que la Conagua les concedió a nombre de empresas fundadas por los Fox en sociedad con Usabiaga, Xtra congelados naturales, S.A. y Apex Congelados, S.A. de C.V.

Para cuando terminó la administración foxista en Guanajuato, estas empresas estaban en quiebra. Su deuda se encontraba dentro de la lista del Fobaproa y alcanzó los 12 millones 398 mil pesos en aquella época. En 2007 la deuda fue comprada por Organización Altex, S.A.de C.V. un corporativo de la empresa Bimbo que hasta la fecha posee los registros de marca Xtra Congelados y Next Vegetales, que produce vegetales hidropónicos a unos metros del Centro Fox.

Al año, estas empresas junto con El Cerrito, Sociedad de Producción Rural, de R.L., propiedad de José Luis Fox Quesada, extrajeron miles de metros cúbicos de agua en los acuíferos de León y La Muralla.

La suma de los permisos de extracción que los Fox mantuvieron vigentes entre el 2000 al 2006 alcanzó los 2 millones 814 mil metros cúbicos anuales y entre los años 1994 y 1999, tuvo un volúmen de descarga permitido por 205 mil 020 metros cúbicos anuales según el título de concesión 08GUA101247/12FMDL14, lo que deja ver los altos niveles de agua que esta empresa requería para su operación.

Xtra Congelados consolidó a la sociedad de los Fox y Usabiaga como los principales exportadores de brócoli en el país, lo que les ha dado el mote de “los reyes del brócoli”. De acuerdo con la página web de Altex, la empresa Xrta Congelados produce 56 millones de libras (25 mil 401 toneladas) de brócoli congelado al año y lo exporta a Estados Unidos y Japón.

Los jornaleros que se encargan de los cultivos y el proceso de congelamiento son reclutados a través de las redes sociales. Las ofertas de empleo implican salarios de mil 308 pesos semanales menos deducciones para los del primer turno y de mil 308 para el segundo. A este turno les ofrecen la opción de recibir mil 200 pesos sin comedor y mil 100 con comedor.

ABATIMIENTO DEL ACUÍFERO

En el 2005, un año antes de que concluyera el sexenio de Vicente Fox, se anunció el proyecto de la presa de El Zapotillo, que se construiría en la región de Los Altos de Jalisco. El megaproyecto emplearía el agua del río Verde para suministrar agua a una parte de Jalisco y la región de León, Guanajuato.

Con este proyecto, se trataría de recuperar el agua del acuífero de León que alimenta los cultivos de los Fox y la ciudad de León, y que entonces ya presentaba abatimiento por la intensa extracción de agua. Para concretarlo se tendrían que inundar tres poblaciones de Jalisco.

En la actualización de la disponibilidad media anual de agua en el acuífero de León en el 2015, este cuerpo de agua, uno de los más grandes del estado, ya presentaba un abatimiento por 177.67 millones de metros cúbicos anuales.

www.sinembargo.mx

Ver también

“Las bujías las convierto en arte”: Rubén

Por Alejandro Romo NAVOJOA, Ene. 21 (NPN).- Rubén, es un joven de Hermosillo que  hace …