Clima Navojoa: Martes 27°C
Inicio / Cintilla / ¿Compraría un ‘cachito’?

¿Compraría un ‘cachito’?

A parte del costoso mantenimiento, quien resulte ganador del probable sorteo, a cargo de la Lotería Nacional, deberá afrontar otros gastos e inconvenientes

CIUDAD DE MÉXICO, Ene. 19.- La posibilidad de que el avión presidencial sea puesto en sorteo a través de la Lotería Nacional, y que algún ciudadano “de a pie” —de los que se comprometió la diputada de Morena, Dolores Padierna, a movilizar para apoyar en la venta— lo obtenga, requeriría de una cantidad importante de recursos tan sólo para su mantenimiento.

MENSAJES
Kowi Top
Motopartes Top y Notas adentro
Los Álamos Café Portada y Notas

El “cachito” de la Lotería costaría 500 pesos.

Tan sólo en el año en que el gobierno mexicano mantuvo en California la aeronave Boeing 787 en el aeropuerto de logística Victorville, en San Bernardino, California, se erogaron 13 millones de pesos para su preservación y 15 millones de mantenimiento.

Si las otras cuatro opciones para la venta o renta fracasaran y sólo se tuviera la opción del sorteo, se tendría que desembolsar una cifra aún no estimada para mantenimiento de turbinas y de hasta 79 componentes mayores que si bien están fuera de servicio se tienen que revisar y sustituir por haber cumplido su vida útil.

Ese mantenimiento se tendría que realizar en el mismo aeropuerto de California, y hasta que esté concluido el “servicio”, el avión estaría certificado para volar a la Ciudad de México.

El presidente López Obrador dijo que entre las cinco opciones para vender el avión presidencial está la de sortearlo a través de la Lotería Nacional, con seis millones de boletos un costo de 500 pesos cada uno.

En el hipotético caso de que se vendieran todos los “cachitos”, además de entregar la nave el gobierno federal otorgaría al ganador al menos un año de “servicio” para el avión.

Lo que sí tendría que pensar el ganador del avión es dónde tenerlo estacionado.

En el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México existe el otrora hangar presidencial, ahora a cargo del sexto grupo aéreo de la Fuerza Aérea Mexicana.

La terminal capitalina no está autorizada para vuelos privados, por lo que se tendría que llevarlo al de Toluca, donde no existe un hangar de las dimensiones del avión matrícula TP-01. Se tendría que construir uno nuevo o mantenerlo a la intemperie de la región, donde la temperatura puede bajar de los cero grados en varias épocas del año.

Quien tuviera la fortuna de ganar el avión presidencial en el sorteo tendría que pensar en volar a ciudades tan distantes como Sudamérica, Norte de Estados Unidos o Canadá, en el continente, o bien a Europa; pues de acuerdo con el presidente López Obrador, sólo sirve para viajes de cinco horas o más.

Viajes considerados cortos por el titular del Ejecutivo como Tijuana, La Paz o Cancún, de menos de tres horas de duración no serían rentables para el avión presidencial, pues elevarlo al aire cuesta al menos 15 mil dólares por hora, es decir, unos 285 mil pesos.

Las otras opciones planteadas por el presidente para deshacerse del avión son la adquisición por parte de alguna empresa a un costo de 130 millones de dólares (de acuerdo al avalúo de la ONU); la venta a un grupo de 12 empresarios mexicanos; el trueque con gobierno de los Estados Unidos a cambio de equipo médico; y la renta por hora del avión.

 

www.excelsior.com.mx

Ver también

El feminicidio en niñas, una realidad ignorada

ESPECIAL, Feb. 18.- A menos de una semana del feminicidio de Ingrid Escamilla, la indignación …