Clima Navojoa: Viernes 22°C
Inicio / Cintilla / El retroceso en seguridad pública es enorme: Abel Murrieta

El retroceso en seguridad pública es enorme: Abel Murrieta

Infocajeme.com / Sergio Anaya

ESPECIAL, Dic. 04.- Nos asombramos por lo que sucedió a los LeBarón, pero ¿a cuántos niños han matado en Cajeme y cuántos más faltan?

MENSAJES
Kowi Top
Motopartes Top y Notas adentro
Los Álamos Café Mezcla Itson Portada y Notas
Los Álamos Café Mezcla Itson Top

Es Abel Murrieta Gutiérrez quien plantea la pregunta que en Cajeme, como en Sonora, como en todo México, no resulta alarmista sino tristemente apegada a la realidad.

El exprocurador de Sonora analiza la (in)seguridad pública en el Estado y vuelve a las mismas conclusiones que ha ventilado desde hace ya algunos años:

Ahora, en la presente administración, “el retroceso en seguridad es enorme más al parecer le cuesta mucho trabajo al Gobierno reconocerlo y mientras esto no se acepte van a seguir las dificultades”, dice.

Hay una pérdida de desconfianza en los órganos de seguridad, continúa Murrieta, la gente no denuncia, “para qué, no tiene caso”, y el Estado asegura que “vamos bien”.

Repasa los errores, las limitaciones y la escasa probabilidad de que la situación mejore aunque sea un poco.

Qué podemos esperar, comenta, con el presupuesto del Estado destinado a la seguridad pública para el 2020.

“Si el Congreso aprueba dicho presupuesto, lo menos que podemos decirle a los diputados es que están mal”, señala con reservas porque, dice, no quiere usar expresiones más fuertes y tal vez más apropiadas.

Agrega:

Ahora se sacan de la manga la creación de un fideicomiso y allí anda el Consejo de Seguridad Pública, que no ha servido para nada, pidiendo a las empresas el 2% sobre la nómina.

“Vienen a hablar en lo oscurito con los empresarios, piden dinero pero no informan qué han hecho con  tanto que ya tuvieron y aseguran haberlo invertido en capacitación, lo hacen como Padrés, piden pero no transparentan sus gastos”.

Las reuniones del Consejo de Seguridad con toda la parafernalia burocrática del Estado o las jornadas para la paz en los municipios, ceremonias y eventos van y vienen, pero la realidad diaria desmiente cualquier intento de triunfalismo.

El exprocurador lo entiende, al fin y al cabo ha sido funcionario durante muchos años, pero rechaza que todo eso sirva para algo.

“Son simulaciones, como es una simulación el presupuesto que se está solicitando. No les alcanza ni para la gasolina”.

Ver también

Los efectos del misil García Luna

ESPECIAL, Dic. 13.- Todavía no zarpa el barco y ya recibió un misil por debajo …