Clima Navojoa: Martes 25°C
Inicio / Cintilla / Los Pinos, una mansión hecha para Angélica Rivera

Los Pinos, una mansión hecha para Angélica Rivera

Cuando Angélica Rivera apareció en las pantallas de televisión en noviembre de 2014 para justificar la compra de la “casa blanca de Las Lomas” con su salario de Televisa –a fin de defender a su entonces marido y presidente Enrique Peña Nieto de los señalamientos de corrupción–, lo hizo mediante un video grabado en una construcción hasta entonces desconocida de la residencia oficial de Los Pinos. Ésta sólo se conoció cuando el presidente López Obrador ordenó convertir la antigua mansión presidencial en un complejo cultural y los arquitectos encargados del inventario averiguaron que allí vivió y tuvo sus oficinas La Gaviota. Las dimensiones de esta nueva “casa blanca” y sus lujos comienzan a generar preguntas sobre su costo, así como el destino del mobiliario y los ornamentos que debió lucir cuando la habitó la actriz.

CIUDAD DE MÉXICO, Sep. 21.- En una casa blanca, en el extremo norte del perímetro de la residencia oficial de Los Pinos, Angélica Rivera, La Gaviota, quien durante el sexenio anterior fue esposa del presidente Enrique Peña Nieto, grabó un video en “defensa de su honor” a fin de evitar que siguiera “siendo un pretexto para ofender y difamar” a su familia, con motivo del reportaje realizado por el equipo de Aristegui Noticias y conocido como “La casa blanca de Enrique Peña Nieto”.

MENSAJES
Kowi Top

Fue ahí, en la habitación principal de la casa blanca de Los Pinos, donde se produjo aquel video en el que Rivera leyó un escueto informe, con un tono que por momentos parecía de regaño al público.

Desde hace cuatro meses un grupo de arquitectos documenta inmuebles, acabados y dimensiones de las 79 edificaciones que hay en el perímetro de lo que fue el predio presidencial que unió al antiguo rancho de La Hormiga con el aún más antiguo Molino del Rey: 56 mil metros cuadrados, según la información oficial.

El director administrativo del Centro Cultural Los Pinos, Homero Fernández Pedroza, explica en entrevista con Proceso que el inventario se realiza sin ayuda de documentos, pues no hay planos, informes de gastos, facturas ni datos que revelen el destino de lo que ahí se encontraba, sus dimensiones, los muebles que se albergaron… nada.

Desde diciembre, cuando Fernández –quien antes de integrarse a la Secretaría de Cultura encabezó propuestas de integración política y social arquitectónicas centradas en la crítica a las estructuras de poder– asumió la dirección administrativa del complejo, envió oficios a todas las dependencias y áreas que pudieran contar con la información, pero no obtuvo respuesta positiva. Y es que, con el argumento de la seguridad nacional, no podía transparentarse lo que se construía en Los Pinos.

 

La casa, identificada en el inventario sólo como Cabaña II, es una residencia de estilo clásico, semioculta entre árboles y bardas infranqueables hasta el pasado 1 de diciembre. Según Fernández, fue construida al iniciar el gobierno peñanietista y, por la información obtenida entre personal del extinto Estado Mayor Presidencial, supo que ahí se grabó el mencionado video y del uso que se dio al inmueble: vivienda y oficinas de la primera dama de 2013 a 2018.

 

www.proceso.com.mx

Ver también

Ponen sus manos en el Asilo

Más de 80 personas participaron en la 1ra etapa, rebasando la meta programada NAVOJOA, Oct. …