Clima Navojoa: Lunes 23°C
Inicio / Cintilla / Incertidumbre en Ónavas, Sonora por posible contaminación del Río Yaqui

Incertidumbre en Ónavas, Sonora por posible contaminación del Río Yaqui

ESPECIAL, Sep. 7.- Los pobladores y las autoridades municipales de Ónavas, Sonora, sienten incertidumbre frente a la posible contaminación del Río Yaqui, pues a dos días de enterarse del riesgo que podrían correr al consumir el agua, todavía esperan resultados oficiales que les indiquen que todo está bien. Ellos sólo saben que, esta semana, amanecieron decenas de peces muertos, flotando río abajo.

Aunque la mortandad de estas especies puede ser multifactorial y aún no está confirmada por las autoridades que ya se encuentran trabajando en la zona, el principal rumor que ronda entre los habitantes es que pudo tener origen en la mina Minerales Libertad -anteriormente llamada Luz del Cobre- que se encuentra sin operar y que está ubicada en la localidad de San Antonio de la Huerta, en el municipio de Soyopa, a casi 35 kilómetros de Ónavas.

MENSAJES
Kowi Top

Allí, presuntamente una tubería fue rota por el paso de maquinaria, vertiendo sobre el río un contaminante todavía sin identificar. Durante la tarde del jueves pasado, los pobladores de Ónavas hicieron circular imágenes de los animales muertos, a través de Facebook.

Este viernes, en un recorrido que Proyecto Puente realizó a lo largo del primer kilómetro visible del río y contiguo a este municipio, se pudieron localizar solo cinco peces muertos, aunque los habitantes y las mismas autoridades municipales armaron que eran muchos más y que, antes de que creciera el río y los arrastrara, el olor a podrido era insoportable.

El primero que se observó, era un pez grande -de unos 70 centímetros de largo- que flotaba bajo algunos trozos de rama, ya hinchado por un avanzado proceso de descomposición. A su lado, flotaba también un pez más pequeño, de unos 25 centímetros.

Unos metros después, se pudo localizar otro pez -con carne fresca- que aparentemente había sido encontrado y sacado del agua por algún animal carroñero hacia el pasto, a un metro de la orilla, pero que sólo lo había destruido, sin comérselo. Al caminar más adelante, se encontraron dos peces junto a un cerco, todavía flotando.

En el río, con bastante agua, todo fluye en aparente calma.

“Nosotros nos enteramos, ayer tarde, que se reventó un tubo en San Antonio de la Huerta, que trae algo como para contaminar el agua”, dijo Martina Duarte, habitante de Ónavas.

“No podemos usarla y estamos en espera de que nos traigan agua (…) yo fui a la casa de mi hija y ahí fue donde ella me dijo ‘no vayas a querer agarrar agua de la llave, porque está contaminada’, pero ya no había agua en la llave, cuando yo me di cuenta”, sostuvo.

Quinardo Terán Murrieta, de 67 años, fue el primer poblador que alertó de la situación a las autoridades, cuando salió a alimentar a su ganado por rumbos del río. Vio a los peces la mañana del martes 3 de septiembre, pero avisó al comisario hasta el miércoles por la tarde, pues pensó que algún otro vecino más cercano al río ya lo había hecho.

“En la mañana, como a las seis de la mañana iba yo a ver unas vacas, cuando ya comencé a ver pescados muertos, y el río bajito”, contó Quinardo, “dicen que, a lo mejor, fue una manguera que se trozó en la mina, decían que era un estanque que estaba y que (hubo) un derrumbe y se había salido el ‘agua’ ahí, que se había reventado.

Eran muchos pescados y los anduve quitando de ahí de donde bebían agua las vacas”, dijo.

Héctor López, maestro del Telebachillerato de Ónavas, señaló que, a partir de ese aviso, se cortó el suministro de agua potable para el pueblo.

“A partir de una contingencia que se presenta en la comunidad, se nos informó por parte de las autoridades municipales que iba a venir personal de Protección Civil y de Conagua a hacer muestras en el Río Yaqui, para poder determinar si existe algún agente químico en el agua, pero, la información que nos da el Ayuntamiento, es que se suspenda todo consumo humano”.

A partir de las diez de la mañana del viernes, se reunieron representantes del Ayuntamiento local y su Comisaría, la Comisión Nacional del Agua (Conagua), de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), las unidades Municipal y Estatal de Protección Civil (UEPC) y de la Secretaría de Salud.

Al concluir el encuentro, las autoridades evitaron emitir cualquier declaración hasta no tener resultados concretos de los estudios que se aplicarán al río, sin embargo, Rosario Bernal Monge, secretaria del Ayuntamiento de Ónavas, ofreció un resumen de los acuerdos que se tomaron.

“Se van a hacer muestreos al agua del rio y a las pilas que abastecen el consumo de los habitantes”, dijo la funcionaria, “para abastecer, tenemos el apoyo de Conagua, que va a traer una pipa con 20 mil litros que se van a distribuir casa por casa”.

Como primeras medidas para subsanar el faltante para consumo humano, la Unidad Estatal de Protección Civil llevó 3 mil litros de agua embotellada que se distribuyeron equitativamente en las 150 casas que integran a la cabecera municipal, así como a las dos comisarías que dependen de ella: Cuba y Mesa de Galindo. En total, son alrededor de 460 habitantes.

El trabajo de descargue y distribución del agua se organizó entre estudiantes de la preparatoria del pueblo, soldados de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), empleadas del Ayuntamiento y el comisario, abordo de patrullas.

“Todavía estamos hablado de que hasta el lunes todavía habrá muestreos”, concluyó la secretaria del Ayuntamiento, “la Secretaría de Salud viene el lunes… son procedimientos y lo entendemos, porque es delicado, y todos sabemos que llevan sus tiempos.

Esperamos que no sea nada, dicen los que saben, que pueden ser muchas cosas, no nada más contaminantes; por eso, ni las mismas autoridades pueden decir nada, hasta que hagan sus muestras”.

 

www.proyectopuente.com.mx

Ver también

“Joker” se mantiene en el liderato de la taquilla en Estados Unidos

El filme de Todd Phillips, que ahora acumula 192.72 millones de dólares, rompió nuevamente un …