Clima Navojoa: Domingo 22°C
Inicio / Cintilla / ¿Qué será del Tri después de Memo Ochoa?

¿Qué será del Tri después de Memo Ochoa?

CIUDAD DE MÉXICO, Jul. 20.- Guillermo Ochoa, portero del Standard de Lieja fue la figura preponderante de la selección mexicana en la conquista de la Copa Oro 2019. Sus atajadas modificaron el curso y la afición se encomienda a él. Pero no siempre será el portero de la Selección. Después de Catar 2022, ¿quién tomará la estafeta?

Ochoa fue el estandarte de la Selección Mexicana en la Copa Oro 2019. Galardonado con el Guante de Oro, que lo acreditó como el mejor portero de la competencia, sus apariciones in-extremis resultaron claves para la reconquista del cetro. Su recital frente a Costa Rica, coronado por el penalti que atajó a disparo de Keysher Fuller, le encumbró como el líder indiscutible del Tri en la nueva era. En la final, contra Estados Unidos, cerró las piernas para detener un impacto a primer poste de Pulisic y descolgó varios balones por alto cuando el partido estaba por terminar; brindó estabilidad y tranquilidad en los momentos de máximo apremio.

MENSAJES
Kowi Top
Los Álamos Café ITSON Top y Notas adentro
Los Álamos Café POTROS Top y Notas adentro
Motopartes Top y Notas adentro

El veredicto público ha cambiado. En 2014, Ochoa era el portero que no había logrado despuntar y que, probablemente, jamás jugaría una Copa del Mundo. En 2019, es un ídolo de masas, un referente de la Selección y su puesto como el mejor guardameta de la Selección ya está sujeto a debate.

Pero no habrá Ochoa para siempre. Llegará al Mundial de Catar, en caso de que México clasifique, con 37 años. Encararía el próximo ciclo mundialista por encima de los 40 años. La portería del Tri estará en buenas manos hasta Catar 2022. Después, los ciclos del fútbol y el tiempo mismo dictarán sentencia.

AS se ha dado a la tarea de consultar a cuatro voces autorizadas de la portería mexicana: ¿Qué tal pinta el futuro en la cabaña del Tri? ¿Qué personaje surgirá como el elegido para tomar la estafeta que deje ‘Memo’? ¿Acaso el fútbol mexicano ha dejado de producir porteros de garantías, razón por la que la Liga MX se ha copado de guardametas foráneos? El glorioso pasado de las porterías mexicanas analiza el presente y vislumbra las posibilidades a futuro.

HUGO GONZÁLEZ CON BUENAS PERSPECTIVAS

El guardameta del Necaxa formó parte de la plantilla que viajó a la Copa Oro 2019, pero no disputó ni un solo minuto del torneo. Mientras Ochoa acaparó el puesto titular, Jonathan Orozco, quien cubrió la portería durante el tercer partido de la fase de grupos (vs. Martinica), se erigió como la segunda opción de Gerardo ‘Tata’ Martino. No obstante, el arquero canterano del América es uno de los que más expectativas despierta entre los exporteros consultados por AS.

“Ha madurado muchísimo, es un portero hecho y derecho. Ya demostró que es confiable, es uno de los que puede seguir con lo que deje ‘Memo’, aseguró Adrián Chávez, cancerbero que defendió por 10 años la meta de ‘Las Águilas’ e integró la plantilla que asistió al Mundial de Estados Unidos ’94.

Coincide con él Moisés Muñoz, quien compartió vestidor y pugna por la titularidad del arco del América con González durante cuatro años. “Durante esa época, fue muy confiable en los momentos en los que asumió la responsabilidad de la portería (…) Es un portero muy técnico, con buen golpeo de balón, un juego aéreo impresionante y tiene esa madurez que ha adquirido a lo largo de los años”

Javier ‘Zully’ Ledesma no coincide con Chávez y Muñoz. El legendario exguardamenta de las Chivas de Guadalajara durante la década de los 80, quien se ha recuperado de un aneurisma cerebral, considera que González aún no encuentra su mejor versión. “No termina por dar el ‘do de pecho’, desde mi punto de vista. Es un buen portero, ya ha demostrado cosas interesantes, pero no ha terminado por aprovechar. No termina por decir ‘soy un arquero que a futuro puede ser la solución’. No lo he visto tan convincente como otros arqueros”, explicó.

JURADO, LA PROMESA

El joven arquero de los Tiburones Rojos de Veracruz debutó en Primera División el 9 de noviembre noviembre de 2018. Y lo hizo a lo grande, con un recital de atajadas para rescatar el empate a dos de los ‘escualos’ frente a los Gallos Blancos de Querétaro en la jornada 16 del Apertura 2018. Desde entonces, sus bonos no han hecho sino apreciarse. Incluso ya fue convocado a la Selección Sub 22 y disputó el cotejo por el tercer lugar (vs. Irlanda) en el Torneo de Esperanzas de Toulón 2019, en el cerró con candado la portería Tricolor hasta la tanda de penaltis, en la que detuvo dos disparos. Tiene 21 años, y el futuro por delante.

“Ha dado de qué hablar en Veracruz, pero no ha podido conseguir los objetivos colectivos. A nivel personal, es de lo poco rescatable que ha demostrado Veracruz en los últimos años”, opina ‘Moi’. ‘Zully’ también espera mucho de Jurado, quien lució al defender una portería propensa a recibir metralla a cada encuentro. De hecho, con 75 atajadas y un promedio de 4.4 por partido, lideró a los arqueros de la Liga MX en el Clausura 2019, según datos del Centro de Innovación Técnica: “Estaba en un equipo al que le tiraban muchísimo. Ha llamado mucho la atención y quiere decir que tiene un futuro importante”, aseguró el ex rojiblanco. Eso sí, Chávez advierte que aún le falta evolucionar:

“Esperamos que no pase lo de Gudiño que lo empiezan a alabar tanto y se la creen, de repente dejan de trabajar, de esforzarse, y creen que ya lograron todo y no. Lo más difícil es mantenerse”.

GUDIÑO EN BUSCA DE MADUREZ

Otro nombre propio es el de Raúl Gudiño. El portero de las Chivas recaló en el fútbol mexicano en el verano de 2018 después de su aventura en Europa, donde defendió los colores de la filial del Porto, del Uniao Madeira y del APOEL Nicosia.

Sus buenas actuaciones con el Rebaño, en específico, al realizar dos magistrales atajadas ante el América en el Clásico Nacional del Apertura 2018 (1-1), le confirieron su primer llamado a la Selección Mexicana para enfrentar una Fecha FIFA. Gudiño debutó con el Tri el 10 de octubre de 2018, al sustituir a Gibrán Lajud al medio tiempo del cotejo frente a Costa Rica, celebrado en el Estadio Universitario de San Nicolás de los Garza.

Su largo historial con las selecciones menores le puso en el mapa; fue el baluarte del equipo subcampeón del Mundial Sub 17 en Emiratos Árabes Unidos 2013 gracias a su habilidad en la tanda de penaltis de cuartos de final contra Brasil. Sin embargo, según los expertos, ha quedado a deber en su crecimiento como guardameta.

“Gudiño necesita madurar bastante. Tiene poco tiempo en la Liga MX, tiene mucho por demostrar, por mejorar y por convencer para por fin quedarse con ese puesto”, asintió ‘Zully’. Mucho más severo con su análisis fue Adrián Chávez, quien considera que Gudiño no ofrece garantías suficientes para ser el portero del futuro para el balompié mexicano:

“No ha avanzado demasiado, no ha demostrado lo que pensaba que iba a dar. Creo que el paquete le quedó grande. No es el mismo portero que era cuando comenzó y, a parte, no ha jugado mucho en Primera División”, explicó el examericanista, pero coincidió con Ledesma en que aún tiene margen de mejora, debido a su juventud: “Le faltan muchas cosas, mucho trabajo. Lo importante es que madure y no se sienta un portero realizado”, apostilló.

EL RESTO DE LA BARAJA

La nómina de porteros mexicanos con potencial de alcanzar la Selección Mexicana es amplia. Jesús Corona y Alfredo Talavera, con 38 y 36 años, respectivamente, están fuera de la ecuación post-Catar 2022, aunque su influencia es bien reconocida. Gibrán Lajud y Rodolfo Cota ya vistieron la camiseta del Tricolor pero no han recibido ninguna citación en 2019, Alfonso Blanco tiene amplia experiencia en los representativos con límite de edad pero no ha debutado con la Selección mayor y, con 33 años, Jonathan Orozco también enfrentaría una batalla contra el tiempo para mantenerse vigente después del proceso de Catar 2022. De hecho, ‘Jona’ fue el segundo portero para ‘Tata’ Martino en la Copa Oro 2019; custodió los tres palos en la victoria 3-2 frente a Martinica en el último partido de la fase de grupos. No obstante, solo ha alineado para el Tri en ocho ocasiones, pese a que su primera convocatoria data de 2010.

Muñoz guarda simpatías por Orozco, pese a su edad (un año menos que Ochoa): “Es un portero que cumple con todos los requerimientos para ser líder dentro del terreno de juego”. Chávez cree que Orozco mereció su más reciente convocatoria a la Selección Mexicana, pero Ochoa tiene ventaja sobre él: “Le han hecho justicia porque es un portero que en los últimos cuatro-cinco ha sido muy regular. Tiene lo suficiente para ser seleccionado, pero la diferencia con ‘Memo’… sí está muy adelante ‘Memo’”.

Para ‘Zully’, Lajud y Cota no han correspondido con las expectativas y no son opciones viables para el futuro: “Se han quedado cortos, les ha hecho falta dar el ‘do de pecho’. No sé si sea por madurez. No los veo con el carácter suficiente y necesario para decir, ‘me dieron la oportunidad en mi equipo y aquí en la selección puedo responder de la misma manera’”. Alfonso Blanco tampoco obtiene buenas calificaciones en el análisis.

Los ex porteros estiman que no ha alcanzado su potencial y se ha quedado con la etiqueta de promesa. “No terminó de madurar, no se terminó de consolidar. Pintaba mucho, pero no terminó de dar el estirón. No es un portero confiable. Desde ahí, tiene que seguir trabajando”, criticó Chávez, secundado por Ledesma: “Con 31 años, se le va acortando el tiempo”.

¿SE HAN DEJADO DE PRODUCIR PORTEROS?

En la temporada 2018-2019 de la Liga MX, solo cinco equipos presentaron a un portero titular extranjero que disputó la mayoría de sus encuentros: América (Agustín Marchesín), Monterrey (Marcelo Barovero), Monarcas Morelia (Sebastián Sosa), Puebla (Nicolás Vikonis) y Tigres (Nahuel Guzmán). Las 13 escuadras restantes han apostado en el pasado reciente por el talento mexicano con Jesús Corona (Cruz Azul) y Alfredo Talavera (Toluca) como los principales y más veteranos rostros, con los también mexicanos Guillermo Allison y Luis García en lista de espera, como tantos guardametas nacionales que aguardan por su oportunidad en la suplencia. Sin embargo, para ‘Zully’ Ledesma ronda la sensación de que el portero extranjero comienza a desplazar al mexicano en la confección de las plantillas.

“No estoy en contra de que lleguen elementos como Marchesín o Nahuel, son grandes arqueros que pueden dejar escuela en los arqueros mexicanos, pero sí estoy a favor de que se les brinde un poco de mayor posibilidad a los elementos nacidos en México”, arguyó ‘Zully’.

Por el contrario, Moisés Muñoz cree que las opciones para los porteros mexicanos han mejorado en las últimas épocas. “Cuando me tocó debutar, habíamos muy pocos con esa posibilidad. Ahora cada vez son más, cada vez se les da más confianza a los arqueros mexicanos jóvenes (…) Mientras se sigan ofreciendo estas oportunidades, seguramente estarán dando buenos resultados”.

El guardameta, autor del mítico gol con el que el América empató en el último minuto del tiempo regular la final del Clausura 2013 frente a Cruz Azul, también explicó por qué es que algunos equipos optan reclutar a porteros sudamericanos: “Confían en tener porteros que ya tienen experiencia en sus respectivos países, son porteros con personalidad”.

Oswaldo Sánchez, quien protegió el arco del Tri en el Mundial de Alemania 2006, insta a los clubes a que protejan y confíen en sus prospectos: “Habrá que seguir trabajando más a conciencia, sobre todo que los directivos confíen más en el portero mexicano, que le den más oportunidad porque tenemos muy buenos entrenadores y hay que respaldarlos, como Luis Valls (Chivas) o José Belman (Cruz Azul)”.

Adrián Chávez no comparte la visión de Muñoz y, en cambio, sospecha que la estructura del fútbol mexicano ha desatendido la generación de porteros desde las raíces, lo cual se demuestra en los trabajos de Corona (Cruz Azul) y Óscar Pérez (Pachuca), que acapararon por mucho tiempo sus respectivas metas:

“No han trabajado con los jóvenes para poder sacar buenos porteros. Tan no han trabajado que en Cruz Azul tienen uno de 38; en Pachuca tienen uno de 45. En los equipos importantes no hay jóvenes; en Pumas, Saldívar pintaba muy bien, luego vino una sacudida y no sé qué pasó. No es tan difícil sacar porteros, solo es saber dónde buscarlos”. En ese proceso de formación, Moisés Muñoz sí detecta un área de oportunidad a trabajar en los porteros mexicanos: son buenos atajadores, saben salir jugando, pero les falta personalidad, y eso es lo único que los distancia de los cancerberos sudamericanos.

“Tienen buena reacción, tienen esa lectura del partido en el que puedan jugar adelantados. Lo que podría mejorar un poco el portero mexicano es el tema de la personalidad, del liderazgo en el terreno de juego. En la medida en la que los arqueros mexicanos jóvenes puedan demostrar esta entrega en el terreno de juego, como lo hacen Marchesín y Nahuel, tendrán ventaja ante los arqueros sudamericanos”.

www.sinembargo.mx

Ver también

CEUNO realiza Feria del Emprendimiento

Por Alejandro Romo NAVOJOA, DIC. 07 (NPN).- El Centro de Educación Universitario Del Nuevo  Occidente, …