Clima Navojoa: Jueves 32°C
Inicio / Cintilla / Gobiernos estatales y federales recibieron menos dinero federalizado

Gobiernos estatales y federales recibieron menos dinero federalizado

Los gobiernos estatales y municipales recibieron menos dinero federalizado en términos reales durante el primer cuatrimestre del año, esto impacta en su funcionamiento debido a que tres cuartas partes de su ingreso dependen de subsidios, aportaciones y participaciones federales

ESPECIAL, Jun. 14.- Los estados del país recibieron menos recursos en los primeros cuatro meses del año en comparación con el 2018.

MENSAJES
Capilla Notas Adentro
Kowi Top

Un reporte del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República indicó que las entidades han recibido 3.7 por ciento menos recursos federalizados.

Lo mismo ha ocurrido con dinero proveniente de recursos de distintos ramos, que también han tenido una disminución.

En total, el gasto federalizado aprobado fue de un billón 913 mil 917 millones de pesos. A abril del 2019, la Federación había pagado 628 mil 872 millones de pesos; y aunque esta cantidad es mayor que la pagada entre enero y abril del 2018 (628 mil 840 millones de pesos), esto representa un 3.7 por ciento menos en términos reales (tomando en cuenta la inflación).

El golpe que sufren los estados es parte de la desaceleración económica que comienza a vivir el país.

Los recursos dejan de llegar a estados y municipios por una razón principal: la falta de movimiento del capital económico

Para Ignacio Martínez, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la baja en el recurso para las entidades es producto de que el Gobierno federal está recibiendo menos dinero por la falta de inversión, la pérdida de empleos y el cierre de empresas, fenómenos que están ocurriendo desde inicios del 2019.

Las transferencias de recursos económicos son fundamentales para los estados y municipios, debido a la alta dependencia al dinero federalizado, que es el principal componente de sus ingresos.

En promedio, los gobiernos estatales y municipales dependen entre el 73.4 y 77.4 por ciento del recurso que reciben de la Federación.

GASTO VARIABLE

Los estados del país reciben dinero de diversas fuentes de financiamiento y, mientras las participaciones por la venta de hidrocarburos y recaudación de impuestos tuvieron un aumento, los subsidios entregados por el Gobierno federal, disminuyeron.

El Ramo 28, de participaciones federales, tuvieron un incremento de 6.2 por ciento respecto al 2018, ubicándose en 311 mil 546 millones de pesos.

Este aumento incluye en un crecimiento del 6.6 por ciento en el Fondo General de Participaciones; un 12.3 por ciento más en el Fondo de Fiscalización y Recaudación; y un 2.6 por ciento de Impuesto sobre la Renta (ISR) por salarios en las entidades.

Este crecimiento en los ingresos del Ramo 28 se debió a un incremento en la recaudación de impuestos durante el primer cuatrimestre del año.

Con datos de la Secretaría de Hacienda, el Instituto Belisario Domínguez señala que otros fondos y ramos también han tenido ingresos variables.

Los Ramos 33 y 25, de Aportaciones Federales, “tienen como fin asignar recursos etiquetados en proporción directa a los rezagos y necesidades que observan las entidades federativas y municipios en materia de salud, educación, infraestructura, seguridad pública, desarrollo social, entre otros”, cita el IBD.

Estos ramos tuvieron un aumento del 2.8 por ciento, entregando 16 mil 73 millones de pesos.

Existen otros subsidios que son entregados a los estados mediante convenios de descentralización con el Gobierno federal, entre sus propósitos se encuentra la protección social de la salud del Seguro Popular.

Los subsidios tuvieron un decrecimiento del 66 por ciento respecto a lo pagado en el 2018. Los convenios de descentralización fueron a la baja en un 37.4 por ciento.

“Los recursos para la Protección Social en Salud del Seguro Popular, destinados a proporcionar una red de protección social que evite que las familias con menores recursos incurran en gastos catastróficos ante la enfermedad, observan un decrecimiento de 8.3 por ciento respecto de lo pagado a abril de 2018”, expone el reporte.

PRODUCTO DE DESACELERACIÓN

Los recursos dejan de llegar a estados y municipios por una razón principal: la falta de movimiento del capital económico.

Ignacio Martínez, académico de la UNAM y coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN), indicó que al contraerse la economía, las consecuencias se ven a nivel macro y micro.

“Los empresarios dejan de vender sus productos y esto provoca que no se genere (Impuesto al Valor Agregado) IVA ni IEPS (Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios), por ejemplo; al no haber ventas, hay despidos, y los trabajadores y empresarios dejan de pagar ISR; y los trabajadores dejan de comprar cosas y dejan de pagar IVA; y así, es un círculo.

Y a esto se suma que el gobierno ha dejado de gastar, de invertir, lo que frena más el gasto y la economía. Estos son los síntomas de una desaceleración – Ignacio Martínez. Coordinador del LACEN

Esta desaceleración impacta también a los estados y municipios, comentó, que dejan de recibir dinero para su funcionamiento y para su inversión, pues mayormente dependen del dinero federal para desarrollar sus actividades.

Y esto también agranda el círculo de desaceleración y crisis: al no haber dinero, se deja de invertir en salud, lo que impacta directamente en las comunidades; y no invierten en seguridad, lo que inhibe la inversión, el comercio y todos los aspectos que nutren la economía.

www.reporteindigo.com

Ver también

Alcaldesa firma convenio para el Estudio e Implementación de las Llamadas de Emergencia de Violencia Familiar y de Género

NAVOJOA, SONORA, Sep. 19 (ESP/NPN).- La alcaldesa Rosario Quintero Borbón firmó convenio de la primera …