Clima Navojoa: Jueves 29°C
Inicio / Cintilla / El que habla en frente de…

El que habla en frente de…

Luis Enrique Gómez Ortega

Según la etimología de la palabra “profesor” este es el que habla, declara, en frente de, el que habla en público. Se entiende ya que el profesor está delante, frente a, un público, su alumnado. Ponerse enfrente de alguien. O de algunos, es ya una responsabilidad; hablar, declarar ante un público es una responsabilidad mayor. Si a eso le agregamos que lo que se habla o declara es conocimiento, o motivación para conocer, o un ejemplo  de ética conveniente para la sociedad, entonces es más grave en lo que se refiere a identificar a un ser humano como profesor.

CENSOS TOP
MENSAJES
LEPETITE PRIMAVERA-VERANO TOP
KOWI NOTAS ADENTRO
LE PETITE GRADUACIONES TOP Y NOTAS ADENTRO

Estoy hablando en frente de grupos formalmente desde 1988, cuando empecé impartiendo clases de Historia de la filosofía en el seminario a un público selecto, ahí mismo seguí impartiendo materias de teología; luego estuve en preparatorias y en universidades públicas y particulares; también he estado impartiendo asignaturas a profesores de primaria, secundaria y preparatoria; y, aunque no lo crean, a profesores universitarios. Creo, pues, que sé algo y he sentido y vivido mucho de lo que es ser profesor y lo que es ser alumno. Porque un buen profesor, si quiere ser un buen hablador frente a los demás, tiene que ser, también, un buen alumno, alguien que observe y escuche con atención a los demás.

Saber no implica que sea un buen profesor. No dejo de ser humano y en muchas ocasiones, las emociones y las presunciones que se convierten en actos de soberbia, me han ganado frente a quienes hablo. Es una tentación diaria: creer que uno sabe más.

Nunca he impartido clases en primaria ni secundaria. Admiro a quienes lo hacen. También los critico. Los admiro porque muchas virtudes tienen que conjugarse en una persona: paciencia, sabiduría, integridad, comprensión del otro, ocupación por el otro (el alumno pues). El profesor de esos grados se convierte en sociólogo, psicólogo, médico, terapeuta emocional, faro de referencia ética, motivador, ejemplo. Es una carga pesada. Y critico a aquellos que han perdido la brújula de su vocación docente y se han convertido en chambistas del erario público, o del sindicato, o sirviente incondicional del director o líder en turno, olvidando que el alumnado tendría que ser su principal ocupación…y quizá, solo quizá, por eso nos llegan a la universidad jóvenes que aún no saben las operaciones matemáticas fundamentales, ni las tablas, ni escribir con un mínimo de ortografía aceptable, ni leer sin tartamudear a cada palabra, o sin motivación, o solo porque los mandan…sé que estoy siendo abusivo con esto, pero formo parte de este entramado llamado educación y que mientras se lo dejemos a los políticos no mejoraremos en general.

Soy presuntuoso al decir que fui muy buen alumno porque tuve muy buenos profesores. Aprendí de ellos cosas que a veces no se daban cuenta que enseñaban. Y aunque pueda caer en el error de no citar a muchos y muchas, mi memoria navojoense me da para recordar a una Srita. Polanco en el kínder y a doña Tachita de Villaseñor; y luego una primaria con profesoras como Cande, Olivia (pariente de mi madre); y profesores Genaros, Arnoldos. Y una secundaria en donde me formé con las matemáticas de Flora Corral y Lupita Villaseñor; y el español del profesor Bosse; las químicas de Vázquez Olguín; las historias de Cruz Meza y las ciencias de Elsa Cruz; el inglés de Chávez N. y Pablo Cortinez…y el arte musical de Ballesteros, y muchos más. Los recuerdos son de la secundaria porque creo que, a la distancia, ahí descubrí lo que era ser un profesor. Ahí estaban siempre, sin faltar, haciéndose responsables de su hablar frente al grupo.

Creo que eran profesores con vocación.

Ahora hay muchos empleados en el sector educativo. Me parece.

Luis Enrique Gómez Ortega

lgomezortega@gmail.com

Ver también

Tigres, favorito en apuestas de la Final de la Liga MX

Aquí te decimos lo que indican las apuestas para el partido de ida por el …