Clima Navojoa: Jueves 36°C
Inicio / Cintilla / Dos piernas necesitas para andar por la vida: los sueños y la acción

Dos piernas necesitas para andar por la vida: los sueños y la acción

La cuestión de la dualidad en nuestra vida no es algo únicamente de reflexión filosófica sino eminentemente de aplicación práctica: dos ojos para ver, dos oídos para escuchar, dos brazos para abrazar, dos piernas para avanzar. Este último caso, el de las piernas, es un reflejo de nuestro andar donde la dualidad sueño-acción es  la manera que tenemos para avanzar en la vida.

La maravilla del diseño humano está en todas y cada una de sus células, en cada miembro y articulación, y en cada función y constitución orgánica; si bien la lista es interminable, una de estas maravillas es la que nos habilita para caminar de pie. Ese solo hecho nos hace diferentes del resto de los seres vivos e implica todo un mecanismo en extremo complejo para su realización: desde la forma en que está diseñado el pie y la columna, hasta la activación de áreas específicas del cerebro para controlar el equilibrio. Todo ello nos permite una funcionalidad que no se encuentra en ningún otro ser tanto de eficiencia energética como de optimización corporal.

MENSAJES
Capilla Notas Adentro
Kowi Top

Este es un ejemplo que si bien es físico del ser humano, puede extrapolarse para tener una aplicación análoga en lo que es nuestra vida, los retos que enfrentamos y los logros que alcanzamos. El andar vivencial (el caminar por la vida, pues) también implica acción, dinamismo, esfuerzo. Si viene es mucho más cómodo quedarse sentado, eso no nos lleva a ninguna parte. Por otro lado, el ponernos en acción es solo el inicio, la acción debe tener dirección, dirección que es dada a través de la motivación: irás a donde desees ir.

Es en este punto donde los sueños toman un papel preponderante pues son la semilla de la acción que llevará  a la realización. Cuando hablamos de sueños nos referimos a los deseos, a las intenciones, a las ambiciones que individuales o comunitarias, materiales o espirituales, inmediatas o trascendentes, surgen en nuestro interior como una visión del lugar a donde queremos llegar con nuestro caminar.

Todo sueño tiene su referente en una necesidad interior, la cual puede ser tan específica o tan amplia como queramos, tan concreta o abstracta como sea posible, y tan egoísta o caritativa como la permitamos. Independientemente de ello, esa necesidad marcará las acciones que de ella surjan y esas acciones marcarán nuestra persona en cuanto a nuestro ser, nuestra mente y nuestra alma, es decir nuestro ser en su totalidad.

De ahí la importancia de tener sueños, sí, pero sueños que nos permitan realizarnos como personas, de ir más allá de lo inmediato y de nuestras limitaciones y que nos permitan llegar a desarrollar el potencial que como seres humanos tenemos.

Hagamos un pequeño ejercicio. Piensa en algo que desees alcanzar, es decir, en un sueño que desees lograr. Piénsalo con calma unos cuantos segundos. Ahora voy a iniciar una frase la cual tú debes de terminar con todo lo que se te venga a la mente sin pensarlo mucho, ¿listo? Va: “Este sueño, esta meta, este deseo que anhelo una vez que lo logre me hará una mejor persona ya que… … …”

Vamos comentando el resultado del ejercicio. Primero, no debiste haber dudado mucho para responder, si así fue habría que ver que te motiva entonces pues la idea de la claridad de la intención implica que uno sabe qué quiere, por qué lo quiere y para qué lo quiere. Segundo, si no pudiste completar la frase con comentarios más que de sobra habría que evaluar la calidad de la meta establecida en función de tu persona, no vaya a ser que tú estés en función de la meta cuando debería ser al revés. Por último, este ejercicio puedes aplicarlo a otras metas de tu vida y evaluar de manera más amplia lo que eres, lo que tienes y lo que quieres.

Es bueno soñar, nos ayuda a desear, y es bueno accionar, nos permite lograr, en la medida que ambas condiciones se complementen, se nutran y se fortalezcan  nuestro andar tendrá sentido, después de todo dos piernas necesitas para andar por la vida: los sueños y la acción.

Roberto Celaya Figueroa, Sc.D.

Formación • I+D+i • Consultoría

Desarrollo Empresarial – Gestión Universitaria – Liderazgo Emprendedor

www.rocefi.com.mx

Este artículo puede verse en video en https://youtu.be/SM_1h77SIhg

También puede descargarse gratis el libro  “Acuérdate del Shabat”, desde www.rocefi.com.mx  (Menú “Libros” Sección “e-book gratis”)

Ver también

Da inicio la Campaña Estatal “Aprendo, juego y me divierto en paz sin juguete bélico” 

NAVOJOA, SONORA; Sep. 19 (ESP/NPN).- Con gran éxito dio inicio la Campaña Estatal “Aprendo, juego …