Clima Navojoa: Sábado 36°C
Inicio / Cintilla / A 100 días de AMLO: Un matrimonio normal

A 100 días de AMLO: Un matrimonio normal

Sobremesa

Paula Takashima Aguilar

CENSOS TOP
MENSAJES
Capilla Notas Adentro
Le Petite Verano Top y adentro de notas
Kowi Top

Margaret Thatcher decía que “Cualquier mujer que entienda los problemas de llevar una casa estará más cerca de entender los problemas de llevar un país”, haciendo referencia a que la administración de la política pública es muy semejante a la doméstica. Y hoy esta frase me parece más acertada que nunca.

A 100 días de iniciada la administración del presidente López Obrador, pareciera que nos hemos convertido en una economía doméstica, como cualquier matrimonio que recientemente inicia. Estamos aprendiendo a vivir juntos, tratando de entender sus modos y viendo como nos adaptamos a la rutina del día a día.

En estos 100 días estamos tratando de acostumbrarnos a la ya casi tradicional conferencia mañanera, con lo que hemos adquirido nervios de acero para lidiar con las sorpresas con las que aparecerá nuestro presidente cada día. Pareciera ese marido recién casado que visita a la familia política. No sabemos cómo decirle que se comporte, que guarde silencio, que los mercados oyen y reaccionan, aunque su partido quiera callar a las calificadoras internacionales.

En esta etapa estamos descubriendo nuevas caras del presidente, como el marido con el que tenemos 3 meses. Y sí, empieza a llegar el desencanto. El príncipe azul no era tan azul y el demócrata nos resultó bastante autoritario. Pareciera que 12 años de noviazgo no nos bastaron para conocernos bien.

Han empezado las primeras peleas: Ya tuvo conflicto con miembros de la sociedad civil, con periodistas, empresarios y todo aquel que se ha atrevido a pensar diferente. Pareciera que tener una opinión distinta se castiga con crítica y la descalificación.

Y qué decir de su percepción en relación a las mujeres: recortes a estancias y refugios, recortes a proyectos de mujeres y por si fuera poco, declaraciones donde se señala que “hay temas más importantes que resolver” cuando se le pide una postura en relación a la Ley Antiaborto ¿En qué momento dejamos de ser prioridad? La mitad de los votos que lo llevaron a la presidencia, fueron de las mujeres. Pero nuestro presidente lo olvidó, como un mal marido que olvida los votos matrimoniales al cruzar la puerta. Total, el trato ya está cerrado.

¿Y qué sigue para nosotros como país? La luna de miel se nos ha terminado y es momento de ponernos a trabajar. Necesitamos empezar a comunicarnos, a decidir cómo queremos manejar las finanzas de este hogar y sobre todo, continuar la lucha. Tenemos la obligación como ciudadanos responsables de señalar lo que no se está haciendo bien, de obligar al gobierno a hacernos parte de los asuntos públicos (y no bastan las consultas simuladas). Debemos corregir el rumbo de este matrimonio que nos empieza a asfixiar, porque nos guste o no, nos quedan 5 años y 7 meses en este barco.

 

@PaulaTakashima

Directora de Grameen de la Frontera (OSC). Lic. En Economía. Maestría en gestión y administración de política pública por el ITESM. Maestría en inteligencia de negocios internacionales por el ITSON.

Ver también

50 aniversario del Apollo 11: Todo sobre el viaje del hombre a la Luna

ESPECIAL, Jul. 20.- Ni siquiera el mismo Neil Armstrong puede recordar exactamente lo que dijo …