Clima Navojoa: Martes 13°C
Inicio / Cintilla / Leyendas, redención y dramas en los playoffs

Leyendas, redención y dramas en los playoffs

MIAMI, Ene. 10.- La carrera del mariscal Nick Foles tiene que ser la más bizarra de la historia de la NFL.

Seguimos esperando que se le salgan las ruedas al vehículo de Foles, pero semana tras semana parece agregarle un nuevo accesorio a su unidad; esta semana sumó un volante de terciopelo.

Los Eagles tenían un récord de 6-7 y parecían muertos en el agua tras ser vapuleados por los New Orleans Saints, precisamente su rival de esta semana, por 48-7. Como si fuera poco, Philadelphia se enteró que su mariscal titular Carson Wentz tenía una fractura en su espalda.

Adentro Nick Foles y su zen al estilo Kung-Fu, que trajo vibras positivas, y la suerte empezó a caer del lado de los Eagles para que su leyenda siga creciendo. Foles completó el 77 por ciento de sus pases, lanzó seis touchdowns contra tres intercepciones, y Philadelphia ganó tres juegos en fila para colarse en los playoffs.

No es que Foles tenga estadísticas descollantes, pero la defensiva ha empezado a jugar en un nivel más alto, la línea ofensiva está haciendo una labor fenomenal y los campeones defensores parecen haber recobrado la confianza.

Ese aura positivo y esa leyenda tan difícil de explicar, hacen que los Eagles piensen que pueden ganarle a cualquiera.

A excepción de esa fenomenal temporada del 2013, en la cual Foles lanzó 27 touchdowns contra apenas 2 intercepciones, sus estadísticas nos dicen que es el mejor mariscal reserva de la NFL.

No obstante, en este último año calendario parece estar tocado por la varita. Luego de ganarle el duelo nada más y nada menos que a Tom Brady en el pasado Super Bowl, Foles mantuvo la compostura para completar el touchdown a Golden Tate, cuya adquisición se pago en esa recepción, en cuarto intento.

Y como cosas locas suceden alrededor de Foles últimamente, el gol de campo de Cody Parkey fue levemento bloqueado, pegó en el palo y en el travesaño antes de confirmarse que la patada había sido fallado y los Eagles seguían con vida.

Philadelphia ahora tiene un récord de 4-0 en sus últimos cuatro partidos de playoffs, todos con Foles detrás de centro.

Una llamada aquí y allá, el temple para ejecutar en momentos importantes, palos improbables y una confianza ciega quizás sean los únicos aderezos para poder explicar al unicornio Foles.

Los Eagles no deberían poder ganarle a los Saints a domicilio, pero hasta el más fanático de los Saints lo está dudando hoy.

De leyendas pasamos a redenciones, porque eso es de alguna manera, lo que hizo Dak Prescott para Dallas esta semana.

Está claro que la defensiva de los Cowboys limitando al mejor ataque terrestre de la NFL fue fundamental, sumado al plan de juego extremadamente conservador de Brian Schottenheimer. También es evidente que Ezekiel Elliott es el catalista de esta ofensiva de Dallas.

Pero a lo largo de su corta carrera, ha habido una constante en la carrera de Prescott, y es que a la hora de la chiquita, suele hacerse grande.

Con el partido en jaque, Prescott volvió a arriesgar su físico, mostró más voluntad que sus rivales, y sentenció el partido a favor de los Cowboys.

Mientras media nación de los Cowboys se preguntaba si valía la pena pagarle o no 100 millones de dólares a futuro, Prescott nunca se vio afectado y volvió a aparecer en los momentos importantes.

Así como muchas veces me tocó criticarlo, hoy me toca elogiarlo, porque a mi juicio, en términos individuales, él fue el gran ganador de la jornada.

Hablando de uno de los equipos ya eliminados, sigue el drama en Pittsburgh con la situación de Antonio Brown.

Si bien creo que lo que hizo el receptor abierto está mal, y pese a que crecen los reportes de que sería intercambiado, yo no creo que se vaya de Pittsburgh.

En primer lugar, porque pese a que tienen a un gran receptor en JuJu Smith-Schuster –MVP del equipo–, la producción de Brown no se puede reemplazar: es el único receptor abierto de la NFL con al menos 100 recepciones en cada una de las últimas seis temporadas.

En segunda instancia, porque cambiarlo no tiene sentido, dado que igual Pittsburgh se comería 21.2 millones de dólares en dinero muerto.

Y finalmente, si bien entiendo que la relación entre él y Ben Roethlisberger parece estar rota, los Steelers no pueden cambiarlo hasta dentro de 60 días, por lo cual las cosas se enfríen para ese entonces.

Todos los equipos aspirar a tener el tridente de gran QB/RB/WR, y los Steelers podrían perder dos terceras partes en una temporada.

Pittsburgh no va a despedir a Mike Tomlin, pero sería obtuso no atribuirle responsabilidad por haber perdido el control del vestidor.

Si bien Mitchell Trubisky dejó una buena imagen y Lamar Jackson no tanto, la realidad es que ningún novato mariscal que jugó en la Ronda de Comodín, avanzó a la Ronda Divisional. Ahora sólo queda Patrick Mahomes con vida, que intentará revertir esta tendencia.

Sé que Joe Flacco no ha tenido muy buenos años recientemente, pero los fanáticos de los Ravens deberían brindarle más respeto a un hombre que los guió a un Super Bowl; confío en que su carrera resucitará en su nuevo equipo.

Este miércoles, la jugada de la semana tiene que ser la REACCIÓN DE LOS FANÁTICOS DE LOS EAGLES, porque sólo así se puede explicar lo que vivimos este pasado fin de semana.

Lo mejor está por venir.

* Los equipos locales están en segundo término

POWER 2

Como siempre digo, nunca es bueno jugar todos los partidos. En otras palabras, hay algunos que es mejor dejar pasar. Por eso, decidí añadir esta sección para dar a conocer mis seis equipos favoritos con línea de apuesta. Son bienvenidas las opiniones, ya que la idea es sumar un atributo que sea beneficioso para los lectores. El orden de los equipos no es casual y los pronósticos no afectan a las estadísticas totales.

1-DALLAS COWBOYS

2-KANSAS CITY CHIEFS

OVER/UNDER

A pedido de varios de los lectores, incluimos un partido de altas y de bajas para cada semana.

1-ALTAS DE PATRIOTS-CHARGERS (45 y medio)

2-BAJAS DE COWBOYS-RAMS (49 y medio)

Estadísticas-

Con Línea de Apuesta: 3-1

Sin Línea de Apuesta: 1-3

Power 2 (con línea): 2-0

Altas y Bajas: 1-1

 

www.espn.com.mx

Ver también

El aguante de los mexicanos

El desabasto de combustible logra mantenerse (aún) en los márgenes de la colaboración y la …