Clima Navojoa: Miércoles 38°C
Inicio / Cintilla / ‘El Chapo’ espiaba a Emma Coronel, socios y amantes

‘El Chapo’ espiaba a Emma Coronel, socios y amantes

El ex líder del cártel de Sinaloa pedía instalar un software espía en celulares y computadoras de sus socios y amantes e incluso contrató a una persona para monitorear llamadas y mensajes.

NUEVA YORK, Ene. 10.- Leía a escondidas sus correos electrónicos y mensajes de texto, escuchaba sus conversaciones, sabía dónde estaban: El Chapo Guzmán espiaba obsesivamente a medio centenar de allegados, incluidos socios, amigos, a su esposa Emma Coronel y a sus amantes.

CENSOS TOP
MENSAJES
LEPETITE PRIMAVERA-VERANO TOP
KOWI NOTAS ADENTRO
LE PETITE GRADUACIONES TOP Y NOTAS ADENTRO
Capilla Notas Adentro
Le Petite Verano Top y adentro de notas

En un increíble relato, el ex jefe de comunicaciones del capo mexicano del narcotráfico, un ex estudiante de ingeniería colombiano llamado Christian Rodríguez, de 32 años, contó al jurado del proceso contra El Chapo en Nueva York cómo desde 2008 le ayudó a montar un gran sistema de espionaje.

Rodríguez, que colabora con Estados Unidos desde 2010 y vive aquí bajo una nueva identidad en el marco del programa de protección de testigos, dijo que cuando tenía 22 años El Chapo le pidió instalar software espía en unos 50 teléfonos de su propiedad que luego entregaba a sus allegados.

Se encontraron personalmente al menos 12 veces, y por teléfono “cientas”. Primero le ayudó a proteger todas sus comunicaciones de las autoridades. Y luego a espiar masivamente.

El Chapo “me llamaba todo el tiempo para consultarme sobre el software espía (…) casi todos los días”, por ejemplo porque un teléfono espiado no tenía la localidad GPS actualizada, contó Rodríguez.

Dos colaboradores de El Chapo le dijeron que el espionaje “era como su juguete”.

El Chapo, de 61 años, ingresaba a una página web en su computadora, ponía una clave y podía ver toda la información. También podía abrir a distancia el micrófono de los teléfonos.

“Llamaba a una persona a su extensión, hablaban, colgaba y luego llamaba por otra línea para abrir el micrófono y escuchar lo que decían de él”, contó el técnico.

En una oportunidad, en una de las tantas visitas que Rodríguez le hizo, El Chapo  estaba con una mujer que tenía una computadora.

“Me preguntó cuánto me tardaba en instalarle el software espía, le dije tres minutos y me dijo que iba a distraerla mientras yo lo instalaba. Y eso fue lo que pasó”.

El volumen era tan grande que El Chapo encargó a un empleado que se dedicara a escuchar y leer todas las comunicaciones de las personas espiadas y a hacerle resúmenes.

 

www.milenio.com

Ver también

Se prevén nublados y lluvias para la zona serrana de Sonora

Seguirán la temperaturas máximas cercanas a 45 grados Celsius en los valles del centro, sur …