Clima Navojoa: Lunes 27°C
Inicio / Cintilla / “El poder y el ganso”

“El poder y el ganso”

Cuestiones y Enfoques

Martín Holguín Alatorre

Ter

No sé ustedes, pero, en estos tiempos de redes sociales y Netflix yo esperaba una “nueva temporada” original, bien escrita, con fondo, y resulta que nos entregaron un refrito de telenovela priista setentera. El arranque de Andrés Manuel López Obrador fue un tanto bizarro. Desde el desfile por la ciudad para que el pueblo lo aclamara hasta la llegada a San Lázaro me remonté a los tiempos de Luis Echeverría.

Fue una puesta en escena de dos actos. Los discursos fueron más de lo mismo que le hemos escuchado por semanas, meses y años al que ahora es Presidente de México. Quienes tuvieron a su cargo la organización de los eventos deberían estar preocupados porque la frase “más profunda” de la jornada rezaba: “Me canso, ganso”. Y todavía peor que la figura estelar en las redes fue “El Soldado del Amor”.

Estos son los detalles que a mí me llamaron la atención el sábado anterior:

1.- Creo que el mejor momento lo vivió López Obrador cuando dijo: “No tengo derecho a fallar”. Es bueno que perciba su momento de esa manera. Con todo y la carga demagógica, la frase encierra convicción. Punto a favor.

2.- Lo malo es que no dijo cuál es la ruta trazada para no fallar. Fueron demasiadas alusiones al pasado y a nuestros males, pero en ningún momento escuchamos la manera de atacar cada uno de los problemas relatados. Muchos qué y ningún cómo.

3.- Me pareció terrible escuchar a los legisladores (¿sabrán de qué se trata su encargo?) convertidos en porristas gritando “Pre-si-den-te, Pre-si-den-te”. Un Poder Legislativo coreando al Ejecutivo no es presagio de cosas buenas. Eso que lo dejen al pueblo, ellos tienen una responsabilidad en la que no deben mezclarse de esa manera. Eso exactamente sucedía en la era dorada del priismo, cuando tenían todo el poder, ese “carro completo” que nos llevó al despeñadero.

4.- Los mismos señores y señoras que ahora conforman el Congreso de la Unión hicieron otro “papelito” con su conteo del 1 al 43, en alusión a Ayotzinapa. Como dirían las doñas de antes, “no les queda”. Quizá sea pedirles demasiado, pero no han entendido la magnitud de su encomienda. Y es mejor no hablar de los gritos contra Nicolás Maduro, porque diré que eso debieron plantearlo desde que supieron que venía a la toma de posesión.

5.- El Presidente aprovechó la tribuna para prometer que no va a reelegirse. ¿Perdón?, ¿ahora tenemos que agradecerle y festinarle por decirnos que no hará algo que está expresamente prohibido en la Constitución? Cosas raras de la 4T.

6.- Lo mismo pienso de la promesa de “no robar”. No entendí por qué iba en el discurso, pues se supone que uno espera eso de un gobernante, en cualquier nivel.

7.- El trato a Enrique Peña Nieto fue rudeza innecesaria. El ahora ex Presidente se quedó a escuchar estoicamente cómo lo culpaban de todos y cada uno de los males que padecemos. Eso sí, al inicio del discurso le dijeron que era maravilloso “porque no se había entrometido en la elección”. Nada costaba haber dejado los ataques al discurso del Zócalo. Cuestión de formas, que en política son fondo.

8.- El sábado era inviable la opción de Texcoco para el aeropuerto de la CDMX y al día siguiente salieron con que “siempre no”. Con todo y la farsa llamada consulta seguirán las obras hasta estar seguros que no recibirán una demanda de quienes tienen bonos en el extranjero. Primer revés, que les debe servir para planear mejor cada decisión antes de anunciarla.

Insisto, fue un día extraño. Como cada seis años tenemos la esperanza de que venga algo mejor. Y como cada seis años nos lo volvieron a prometer de la misma manera: Un repaso detallado de nuestros males, pero sin una sola pista sobre el plan de vuelo.

La diputada

A nivel Sonora, el engrudo se le está haciendo bolas a doña Célida López, pero hoy no platicaré de licitaciones porque resulta que la diputada morenista Ernestina Castro leyó (muy mal, por cierto) una pregunta que le mandaron sus “asesores” donde usaba de manera peyorativa el término “autista”. Fue en la comparecencia de Pedro Pablo Chirinos ante el Congreso del Estado. Pésima forma de expresarse y es hora que no se disculpa, a pesar de que agrede a toda la sociedad con esas expresiones. Y no es culpa sólo de los asesores, porque tanto peca el que mata la vaca, como…

Ver también

Listos los horarios para la final entre Cruz Azul y América

MÉXICO, Dic. 10.- La Liga Bancomer definió los horarios para la Gran Final del Apertura …