Clima Navojoa: Viernes 23°C
Inicio / Cintilla / #Ellos hablan

#Ellos hablan

Sobremesa

Paula Takashima Aguilar

Ter
LEPETITE NOTAS 1

En mayo de 2018 la periodista especializada en derechos humanos, Lydia Cacho, sacó a la luz su libro #Ellos hablan, el cual aborda el tema de la violencia y machismo, desde un enfoque muy distinto al que estamos acostumbrados.

El libro se estructura en 3 secciones: La primera es una introducción donde la periodista narra como su historia de vida y la relación con los diferentes hombres que la rodearon, la han llevado a dedicarse a la defensa de los derechos humanos y de las mujeres; la segunda parte cuenta historias de hombres comunes, a través de las cuales vamos viendo la pesada carga que tiene el género masculino y cómo se van formando los futuros hombres que ejercerán la violencia en sus diferentes formas; la tercera parte, trata sobre el machismo que vivimos en la actualidad y difunde algunos de los movimientos a nivel nacional e internacional que buscan combatir la violencia hacia la mujer.

Cada una de las secciones en lo individual es sumamente valiosa. Sin embargo, en esta ocasión quiero retomar uno de los planteamientos del libro que más me cimbró durante su lectura: La idea de que los paradigmas de la identidad de género han cambiado radicalmente en el último siglo, mientras que en contraposición la violencia estructural solo se ha movido un ápice.

Hoy en día se habla abiertamente de temas relacionados con la sexualidad, el género y la diversidad, sin embargo, resulta difícil la idea de erradicar la violencia si todo esto se da en el marco de un sistema patriarcal. Un sistema que les enseña a los niños que el poder es todo lo que importa y que éste se gana a gritos y golpes. La idea de masculinidad, ha podido sobrevivir a la evolución de todos estos paradigmas, dando como consecuencia un machismo fortalecido que sigue presente en cada uno de los espacios cotidianos.

Para erradicar la violencia no sólo es necesario empoderar a las niñas y mujeres, hace falta atender a los niños y hombres, quienes en muchos de los casos fueron víctimas, antes de convertirse en victimarios. Leer las historias del libro nos hace entender que el hombre que hoy golpea en muchos de los casos fue un niño que vio como golpeaban a su madre y que aprendió a gritar como una forma de defensa; que el machismo no son sólo golpes, sino que se esconde detrás de una doble moral, del abuso, la mentira, el sentimiento de superioridad y la idea de que las mujeres están para llenar carencias.

Como sociedad estamos caminando a una velocidad distinta a la que nos demandan los retos actuales y me atrevo a decir que incluso estamos avanzando en la dirección equivocada; no podemos erradicar la violencia atendiendo sólo a las víctimas, necesitamos escuchar las voces de los victimarios. Hoy con urgencia requerimos que los hombres se miren frente al espejo y empiecen a reconocer y sanar sus historias de vida, que entiendan que su función no sólo es proveer y que está bien ceder ciertos espacios de liderazgo.

Necesitamos entender que cuando una mujer reproduce el modelo machista, no se convierte en feminista. La violencia en cualquiera de sus formas va aniquilando la capacidad de relacionarnos y de respetar al género opuesto, y por tanto va generando el espacio ideal para incentivar la violencia en todas sus formas.

#Ellos hablan es un llamado a la igualdad y el grito desesperado de una sociedad que debe entender que infancia es destino y que por tanto hoy tenemos la oportunidad de transformar la sociedad desde el espacio más importante de todos: la vida privada en el hogar.

@PaulaTakashima

Economista. Directora de Grameen de la Frontera. Catedrática en el Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad Obregón.

Ver también

Trabajará Comisión de Protección Civil para fortalecer a municipios en materia de prevención 

HERMOSILLO, SON., Dic.14 (ESP/NPN).- Los diputados que integran la Comisión de Protección, presidida por el …