Clima Navojoa: Lunes 23°C
Inicio / Cintilla / Mejor contar aquellos pequeños logros que en el andar se han obtenido en vez de contemplar lo que aún no se obtiene

Mejor contar aquellos pequeños logros que en el andar se han obtenido en vez de contemplar lo que aún no se obtiene

Una de las principales razones de desánimo cuando avanzamos en el camino de la vida hacia las metas que nos hemos fijado tiene que ver con que en ocasiones la consecución de la meta se difiere en el tiempo siendo muy tentador el claudicar de su búsqueda. Pero de la misma forma, todo caminar hacia cualquier meta que nos fijemos necesariamente generará resultados en el corto, mediano y largo plazo, resultados que pueden ayudarnos a sobrellevar ese andar si somos capaces de valorarlos.

Pensemos un ejemplo muy a la mano: la educación. La mayoría de nosotros tenemos en nuestro haber la experiencia que surge de los procesos formativos, sean de nivel básico, medio o superior. No importa si hablamos de un certificado de primaria, secundaria, preparatoria o un título universitario, todos ellos requirieron acciones y llevaron tiempo. Ahora bien, pensemos en todos esos pequeños (o grandes) logros que, pensados o no, formaron parte de nuestro andar hacia la meta final establecida, son muchos ¿verdad?

NUEVARED TOP
EL TÍO TOP VERANO 4
TÍO TOP VERANO 1
EL TÍO TOP VERANO 2
EL TÍO TOP VERANO 3
C.R AGOSTO TOP

Pues bien, esos pequeños (o grandes) logros forman parte del camino, forman parte del andar, son como los peldaños de una escalera. El problema surge cuando ante lo distante de la meta, ante lo tardado de su consecución, el desánimo abruma el alma y argumenta en contra del esfuerzo que implica el andar por el camino de la vida. ¿Cuál es la solución? Como en todo no hay una sola solución ni mucho menos una única y fácil solución, pero si estrategias que nos permitan remontar los intentos de sabotaje hacia nuestras metas que surgen de nuestro interior, siendo una de las estrategias más efectivas el relacionar esos pequeños (o grandes) logros que se han obtenido en el andar hacia la meta.

¡Ah!, pero no se trata nomas de aquellos logros relacionados con la meta sino incluso aquello que no tienen (aparentemente) relación alguna. Por ejemplo, en la referencia que se hizo a la educación, el estudiar y finalmente conseguir un certificado o título lleva aparejados logros incluso sociales como los nuevos amigos o conocidos que se cultivan en el proceso formativo. Es así que para relacionar esos logros que hemos comentado se sugiere que se aborde de la siguiente manera: desde que empecé a trabajar para conseguir X meta, ¿qué cosas me han traído gustos o satisfacciones personales o profesionales?

Esa simple pregunta permite poner en perspectiva el andar hacia la meta e identificar (y por ende valorar) aquellos pequeños (o grandes) logros que han llegado a formar parte de nuestra vida y que nos permitirán al llegar a la meta ser más de lo que inicialmente habíamos pensado.

El tiempo que nos lleva conquistar una meta no es tiempo ocioso sino un tiempo en el cual se dan muchos pequeños o grandes logros que pueden hacernos más llevadero el caminar si sabemos darnos cuenta y valorarlos, después de todo es mejor contar aquellos pequeños logros que en el andar se han obtenido en vez de contemplar lo que aún no se obtiene.

Roberto Celaya Figueroa, Sc.D.

Formación • I+D+i • Consultoría

Desarrollo Empresarial – Gestión Universitaria – Liderazgo Emprendedor

www.rocefi.com.mx

Este artículo puede verse en video en https://youtu.be/tdrvqiban_8

Ver también

Scherzer y Sale abrirán el Juego de Estrellas

El lanzador de los Nacionales y el de los Medias Rojas, serán los lanzadores en …