Clima Navojoa: Martes 29°C
Inicio / Opinión / ACTITUDES / ¿Reconocer a la mujer?

¿Reconocer a la mujer?

ACTITUDES

Rafael Robles Flores

CENSOS TOP
MENSAJES
LEPETITE PRIMAVERA-VERANO TOP
KOWI NOTAS ADENTRO
LE PETITE GRADUACIONES TOP Y NOTAS ADENTRO
Capilla Notas Adentro
Le Petite Verano Top y adentro de notas

A Amanda (+), mi madre, una mujer inspiradora. A todas las grandes mujeres que me han formado y a las que han influido en mi vida.

En la Cámara de Diputados en México, sólo el 31.8% de legisladores son mujeres. Mientras que en el Senado hay una representatividad femenina de 39.8%.  Tenemos solamente una gobernadora, tres secretarias de Estado,  12 por ciento de presidentas municipales y 20% de juezas en el Poder Judicial. Esto significa que las cifras de inclusión de las mujeres en la vida política del país disminuyen en cuanto más alta es la posición a la que aspiran.

En México hay más de siete mujeres muertas cada día. Más de 23.800 asesinadas en sólo una década. Y ese recuento macabro no hace más que empeorar. Nuestro país cuenta con una tasa de 4,5 feminicidios por cada 100.000 habitantes, una de las más altas de América Latina, solo por debajo de dos de los países más peligrosos del mundo, El Salvador y Honduras, según los últimos datos del informe de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal).

Según ONU Mujeres, faltan 70 años para llegar a la igualdad entre hombres y mujeres, en nuestro país este tiempo será mucho más largo. Asimismo, el estudio Mujeres y Hombres en México 2016 del Inmujeres indica que el 86.4 de los directores de área son hombres, así como el 75.3 por ciento de los directores adjuntos y el 78 por ciento de los secretarios, es decir, las mujeres no llegan ni al 25 por ciento de mandos altos, por categoría. Estos son algunos datos en el marco del Día Internacional de la Mujer 2018.

En este sentido, vale la pena retomar los comentarios que Katrine Macal señala en su libro “¿Quién le hacía la cena a Adam Smith?” (2017) sobre algunas funciones de la mujer como parir niños, criarlos, hacer la comida o cuidar de los hijos; nada de esto se considera “trabajo productivo” en los modelos económicos estándar. Manifiesta que en estos modelos el hombre es quien va primero. Es el hombre el que cuenta. El hombre define el mundo y la mujer es “lo otro”, parafraseando a la escritora francesa Simone de Beauvoir. La obra de Macal invita a cambiar la historia al hacer un mundo más equitativo e incluyente para las mujeres.

Bajo esta realidad, en 1977 la Asamblea General de las Naciones Unidas, declaró oficial el día 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer. Mundialmente se conmemoran los esfuerzos que las mujeres han realizado por alcanzar la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo. Durante esta celebración, se llevarán a cabo numerosos actos en todos los rincones mundo; organizándose congresos, charlas, conferencias, concentraciones y manifestaciones cuyo objetivo es que todas las mujeres entiendan su situación actual y reivindiquen los derechos de la mujer.

Por lo tanto, es un día para reflexionar sobre la gran labor que realizan millones de mujeres transformando nuestro mundo actual y es un día de toma de conciencia que nos lleve a todos a mejorar las condiciones, calidad de vida y oportunidades de crecimiento integral de las mujeres en los diversos rincones de nuestras sociedades.

En la actualidad a las mujeres se les reconocen más sus derechos, pero todavía falta mucho por hacer, ya que sin diferencia de raza, religión, cultura, situación económica, social o política, todavía millones de ellas viven en el maltrato y el menosprecio.

Hasta que las mujeres no dejen de ser ciudadanas de segunda clase no se acabará con el problema de su discriminación. Las mujeres siguen tristemente encabezando los porcentajes de pobreza, menor salario y precariedad laboral. Su presencia y representación en la vida pública, en los puestos de responsabilidad, sigue siendo minoritaria. Mientras en el ámbito privado, el trabajo de las mujeres en el hogar sigue siendo invisible e infravalorado.

Bajo la dinámica social y cultural de nuevo milenio, necesitamos crear las condiciones y los espacios donde la mujer pueda desarrollar todo su potencial, sus cualidades, sus habilidades y sus actitudes. Los hombres tenemos mucho que aprender de las mujeres. A fin de cuentas “vivimos” en la casa de una mujer por 9 meses antes de entrar en contacto con el mundo. La cultura actual no puede continuar con esquemas machistas porque se seguirá perjudicando la armonía y el crecimiento familiar, escolar, empresarial y político. Si manejamos una cultura de la equidad todos saldremos ganando.

Por último, no queremos dejar pasar esta fecha sin darle nuestro reconocimiento y admiración, a todas a aquellas mujeres que día a día con su participación en casa, el trabajo, con su familia y en la sociedad, nos demuestran que tienen la fuerza, decisión y carácter para formar parte de un mundo mejor e igualitario para todos. Gracias por ser excelentes mamás, hijas, hermanas, compañeras, ciudadanas y personas que impulsan el crecimiento integral de nuestra sociedad. Nos queda mucha tarea para mejorar la equidad de género y la calidad de vida de millones de mujeres. A trabajar en ello. Usted, ¿qué piensa?

Twitter: @rafaelroblesf

El autor es director del Tec de Monterrey Unidad Navojoa.

Ver también

Tatiana Clouthier en Cajeme

InfoCajeme.com/NPN Por Sergio Anaya / Aureliano Rincón CIUDAD OBREGÓN, Jun. 25.- Con dos horas de …