Clima Navojoa: Domingo 24°C
Inicio / Cintilla / Los que sirven de altavoz a los antivacunas

Los que sirven de altavoz a los antivacunas

Políticos, famosos, periodistas e incluso un premio Nobel se apoyan en bulos para mostrar su apoyo a teorías desacreditadas, como que la inmunización causa autismo.

NUEVARED TOP
CAMINO TOP
CAMINO RUSSIA TOP
EL TÍO TOP VERANO 4
TÍO TOP VERANO 1
EL TÍO TOP VERANO 2
EL TÍO TOP VERANO 3

ESPECIAL. Mar. 12.- Los casos de sarampión en Europa aumentaron un 400% en 2017. De 5.273 en 2016, a 21.315 en 2017, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La noticia sorprendía a finales de febrero y todas las miradas se dirigieron al movimiento antivacunas. ¿Realmente se está haciendo tan fuerte como para resucitar enfermedades casi aplastadas? ¿Los bulos van ganando batallas a uno de los avances científicos que más vidas ha salvado en la historia de la humanidad? La OMS no aludió directamente a este lobby, sino que se limitó a lamentar la “disminución de la cobertura vacunal”.

Los antivacunas cuentan con altavoces que dan alas a bulos sobradamente desacreditados. Desde periodistas pobremente informados hasta celebrities de alfombra roja e incluso un premio Nobel dan pábulo a esta corriente tan dañina.

Andrew Wakefield, el impulsor

Todo empezó con él. Antes de que publicara en 1998 su hoy refutado estudio que relacionaba autismo y vacunas, el lobby antivacunas era tímido, pero esta fraudulenta investigación supuso un auténtico espaldarazo. Se la coló a la revista The Lancet, una de las publicaciones científicas más prestigiosas, que tuvo que retirar el artículo cuando se comprobó que la investigación había sido de todo menos rigurosa.

Se probó que el médico había recibido dinero de organizaciones antivacunas, se realizó el estudio con solo 12 niños e incluso pagó a los amigos de su hijo para obtener sus muestras de sangre. Aunque todo salió a la luz, el daño ya estaba hecho, todavía hoy el movimiento lo considera un auténtico gurú víctima de un sistema que oculta el reverso tenebroso de la inmunización. El colegio de médicos de Reino Unido le retiró la licencia, así que ya no puede ejercer en su país.

Jenny McCarthy, la líder indiscutible

Si Wakefield es el gran gurú, McCarthy es la lideresa. En los noventa fue actriz, presentadora y conejita playboy. Su carrera viró bruscamente en 2014 cuando tuvo un hijo con autismo y decidió volcarse plenamente en el activismo antivacunas. Desde entonces, organiza conferencias, es la cabeza visible en manifestaciones y cuenta su cruzada en los programas con más audiencia de Estados Unidos, entre ellos el de Ophra.

Ella sostiene que su hijo no nació con la enfermedad, sino que fue testigo de cómo la adquirió después de una vacunación a los pocos meses de edad. “La gente muere por culpa de las vacunas, mi hijo Evan murió delante de mí en dos minutos”, defiende en esta delirante entrevista en la CNN. McCarthy asegura también que ha conseguido “curar” el autismo de su hijo gracias a la dieta, al suministro extra de vitaminas y desintoxicando el cuerpo de metales.

Apoyo desde Hollywood

La resistencia a la inmunización también ha cundido entre algunas estrellas del cine en Hollywood. Jim Carrey se sumó a esta corriente precisamente por culpa de Jenny McCarthy, con la que mantuvo una relación de cinco años. En 2010, el actor escribió una columna para Huffington Post repleta de pseudociencia en el que contaba que en Minnesota un niño de cada 80 tiene autismo y se preguntaba: “¿Podemos darnos el lujo de ignorar las vacunas como una posible causa del aumento de estas cifras cuando se trata de uno de los elementos cada vez más habituales en el entorno de nuestros niños?”.

Otro de los que ha planteado sus dudas sobre la seguridad de la inmunización es Robert de Niro. Como padre de un hijo autista, también ha asegurado que le preocupa mucho la inseguridad de las vacunas y ha pedido a los científicos que investiguen sus peligros. En 2016 se vio obligado a retirar un documental antivacunas del festival de Tribeca, pero después se arrepintió y recomendó a los espectadores que lo vieran.

Del Bigtree, el productor ‘influencer’

Es el productor televisivo de Vaxxed, el documental que De Niro retiró de Tribeca en 2016. La pieza se ha convertido en toda una biblia audiovisual para este movimiento y está dirigida, como no, por Andrew Wakefield. El documental es el enésimo intento de resucitar su nefasta investigación de 1998. Del Bigtree tiene un programa de radio y un canal de Youtube con una estética muy parecida a la de un telepredicador con cinco millones de suscriptores en el que asegura que está en una “búsqueda para encontrar respuestas a las preguntas que todos los demás tienen miedo de preguntar”.

En 2014, Donald Trump lanzó un tuit en el que anunciaba que si llegaba a ser presidente lucharía porque los niños recibieran las vacunas adecuadas y finalizaba con una palabra: “Autismo“. Dos años después fue elegido presidente. Desde que accedió al cargo, ha seguido alimentando este movimiento hasta llegar al punto de que va a crear una comisión sobre la obligatoriedad de la inmunización encabezada por el antivacunas por excelencia de la política estadounidense: Robert F. Kennedy Jr (sobrino del expresidente asesinado). Lo que es más preocupante es que este lobby pulula a sus anchas en la derecha y en la izquierda. La líder del Partido Verde, Jill Stein, también insta a plantearse ciertos interrogantes sobre este asunto

Luc Montagnier, un Nobel homeópata

Muchos se sorprendieron cuando encontraron al codescubridor del VIH-SIDA en un congreso organizado por Jenny McCarthy en el panel de expertos de 2012. El ganador del premio Nobel de Medicina en 2008 se ha convertido a sus 80 años en un defensor de la homeopatía y ahora se dedica a cuestionar a las vacunas en todas las charlas a las que le invitan las organizaciones contrarias a ellas. “Querría alertar sobre la muerte súbita infantil. Esto es algo terrible, la causa es desconocida, pero hay hechos científicos que muestran que muchas de estas muertes ocurren después de una vacunación”, afirmó en una conferencia hace solo unos meses. Su colega en el descubrimiento no quiere ni hablar de él.

Roberto Gava y el creciente apoyo en Italia

Este médico italiano fue el primero en ser expulsado de su colegio profesional por fomentar con su trabajo diario y numerosas publicaciones la oposición a las vacunas. Aunque se le ha prohibido ejercer, sigue alentando dudas sobre su eficacia desde su página web. Entre las evidencias a las que alude para demostrar la peligrosidad de las vacunas es que a veces los niños tienen algo de fiebre tras recibirlas.

Se ha convertido en un auténtico líder de estas creencias en Italia, el segundo país de Europa en el que aumentaron más los casos de sarampión. La tibieza o, en muchos casos oposición, que el movimiento 5 Stelle ha mostrado hacia la profilaxis también ha contribuido a reformar el lobby. Acaba de resultar el partido más votado en las últimas elecciones de ese país.

Javier Cárdenas y los bulos

Por suerte, el movimiento antivacunas no está muy arraigado en España, pero hay algunos que rescatan bulos ya superados para generar debate. El locutor y presentador Javier Cárdenas habló en su programa de radio el pasado año de la relación entre autismo y vacunas y se basó en “un estudio” que habla sobre el aumento de casos de este trastorno en Estados Unidos. Cárdenas utilizó más argumentos: “Ya lo dijo incluso Obama: el autismo se ha convertido en una epidemia. Para que veas hasta qué punto algo se está haciendo mal, seguro, desde un punto de vista de las vacunas”. El expresidente ha mostrado en numerosas ocasiones su apoyo indiscutible a la vacunación.

www.elpais.com

Ver también

Reconoce F1 in Schools México al Gobierno de Sonora

HERMOSILLO, Jun. 24 (ESP/NPN).- Por su contribución al desarrollo del talento de las niñas, niños …