Clima Navojoa: Domingo 24°C
Inicio / Cintilla / “Volcaduras de autos y democracias que agonizan”

“Volcaduras de autos y democracias que agonizan”

Sobremesa.

Paula Takashima Aguilar.

NUEVARED TOP
CAMINO TOP
CAMINO RUSSIA TOP
EL TÍO TOP VERANO 4
TÍO TOP VERANO 1
EL TÍO TOP VERANO 2
EL TÍO TOP VERANO 3

La semana pasada la caravana de la aspirante a la presidencia de México, María de Jesús Patricio, mejor conocida como “Marichuy”, sufrió un accidente en una de las carreteras de Baja California Sur. El saldo fue una persona muerta, varias heridas y por supuesto el recorrido para la colecta de firmas cancelado.

En un país con una democracia que agoniza, Marichuy está buscando llegar a una candidatura por la vía independiente, pero a la fecha solo ha conseguido el 30.2%* de las firmas que necesita; sin embargo, la caravana en la que viaja ha sido perseguida en varias ocasiones e incluso asaltada. Su campaña, con un mínimo de recursos para desarrollarse, no merecía terminar así.

Marichuy visitó comunidades que nunca habían sido tomadas en cuenta, las cuales no fueron atractivas para ningún otro candidato y/o aspirante presidencial, pues en sus propias palabras: “No estaba recolectando firmas, estaba escuchando las necesidades del pueblo”.

María de Jesús Patricio es la cara de un movimiento que tiene como ideología transformar la sociedad desde abajo, escuchando las necesidades de la mayoría. “Se equivocan quienes piensan que nuestra propuesta depende de tener o no, firmas, votos o puestos, son miles y miles de mexicanas y mexicanos que están dando su firma para apoyar esta causa y sabemos que detrás de estas miles de compañeras y compañeros están familias enteras que dicen que esto no puede seguir así”

Tras haber transcurrido más de 200 años de independencia, la comunidad indígena sigue siendo la que sufre de un mayor grado de marginación y pobreza. No resulta raro que a la clase política predominante le parezca tan mala la idea de contar con una mujer indígena en la presidencia. ¿Por qué nos cuesta tanto trabajo imaginarlo?

Porque en un país donde el 12% de los mexicanos son indígenas, siguen siendo un sector invisible. Según la Encuesta Nacional Indígena 2016 realizada por la universidad Autónoma de México (UNAM), el 43% de los indígenas considera que la principal desventaja para este sector de la población es la discriminación. Adicional a esto, mencionaron la marginación, pobreza, exclusión y analfabetismo como las situaciones que deben enfrentar todos los días.

Marichuy, al igual que las 6, 146, 479 mujeres indígenas* que viven en nuestro país sufre de una triple marginación: por ser pobre, por ser indígena y por ser mujer. La sola idea de ser gobernados por una mujer indígena asusta a muchos; pero lo más triste es que nos asusta también el poder ser gobernados por un candidato o candidata independiente, por alguien que no tenga experiencia en la gestión pública y además por cualquiera de los que ya han gobernado. En un país con tantos miedos, es difícil la construcción de una democracia sólida.

Si me preguntan si daré mi firma para Marichuy, puedo decirles que deben tener la certeza de que lo haré, no como un gesto electoral, sino como un acto de responsabilidad ciudadana; no porque ya haya decidido por quien votar en la próxima elección, sino porque yo, al igual que muchos mexicanos, sueño con que algún día la boleta electoral tendrá la capacidad de reflejar la diversidad de quienes habitamos en este país. Porque creo que los ciudadanos comunes, los invisibles y los discriminados serán los mexicanos que harán la diferencia en el futuro.

Ver también

Reconoce F1 in Schools México al Gobierno de Sonora

HERMOSILLO, Jun. 24 (ESP/NPN).- Por su contribución al desarrollo del talento de las niñas, niños …