Clima Navojoa: Martes 30°C
Inicio / Cintilla / ¿Qué harán con el equipamiento del TOG?: Marco Antonio Rodríguez

¿Qué harán con el equipamiento del TOG?: Marco Antonio Rodríguez

Sergio Anaya/Infocajeme.com

CAJEME, Feb. 05.- Los grandes aficionados y conocedores del beisbol también opinan sobre el futuro inmediato del estadio “Tomás Oroz Gaytán”.

Ter

Es un derecho de los aficionados y una obligación de los concesionarios del estadio informar sobre el destino que se dará a la infraestructura instalada en el inmueble que en estos días es demsmantelado para regresarlo a su propietario, el Gobierno del Estado, opinó Marco Antonio Rodríguez Gómez.

El popular “Kilochas”, un veterano animador del béisbol, exgerente de los Portros de Tijuana cuando éstos incursionaron en la Liga Mexicana del Pacífico y amigo de peloteros y directivos, no oculta su nostalgia por la bella época del TOG iniciada en 1970 – 1971 cuando se construyó el inmueble por iniciativa del entonces gobernador Faustino Félix Serna y el tesorero del Estado, Tomás Oroz Gaytán, muerto pocos meses después en un accidente automvolístico, de allí que en su honor se bautizara al estadio con su nombre.

“Y Manlio Fabio Beltrones tuvo la acertada idea de concesionar el estadio a la directiva del Club Yaquis, eso fue un paso muy importante”, puntualiza Marco Antonio Rodríguez.

Por encima de la nostalgia, reconoce la necesidad de desprenderse del inmueble de la calle Guerrero.

“En su momento el TOG fue uno de los mejores estadios de México y América Latina, y en eso coincidían peloteros que han jugado en muchas partes y decían que además de ser un estadio muy cómodo aquí sentían más cercano el aliento de la fanaticada, la pasión en las gradas”.

Pero ahora ha sido sustituida por un estadio más acorde con los tiempos actuales y el TOG ya no puede quedarse como está porque su mantenimiento es muy caro y no alcanzarían a pagarlo las ligas amateurs o sempiprofesionales que se juegan en la región, comenta.

Lo mejor sería tal vez hacer un estadio más pequeño, para tres o cuatro mil aficionados y cuya infraestructura no sea tan cara que no la puedan mantener las ligas que lo usarían, dice.

Mientras tanto, añade Rodríguez, el equipamiento que se está quitando al estadio, las miles de butacas, las torres de alumbrado y todo lo que tenía cuando fue construido, debe ser vendido y transparentada la venta porque es un bien público.

Los bleechers como la pantalla gigante y otras adiciones al equipamiento fueron hechas por la Cervecería Corona y el Club.

El terreno que ocupa es demasiado amplio, allí podría construirse un hotel o una nueva plaza comercial, cualquier empresa que genere empleos y no quede ese lugar como un terreno baldío más, puntualiza Marco Antonio Rodríguez.

Ver también

El 43% de los sindicatos pertenece al PRI

CIUDAD DE MÉXICO, Dic. 11.- “En México, no son más de 10 familias las que …