Clima Navojoa: Lunes 37°C
Inicio / Opinión / ACTITUDES / ¿Qué tan feliz es usted?

¿Qué tan feliz es usted?

ACTITUDES

¿Qué tan feliz es usted?

Rafael Robles Flores

“Estoy tratando de ampliar el ámbito de la psicología positiva más allá de la cara sonriente. La felicidad es sólo una quinta parte de lo que los seres humanos eligen hacer”. Martin Seligman.

CENSOS TOP
MENSAJES
LEPETITE PRIMAVERA-VERANO TOP
KOWI NOTAS ADENTRO
LE PETITE GRADUACIONES TOP Y NOTAS ADENTRO
Capilla Notas Adentro

¿Por qué algunas personas, aun enfrentando situaciones adversas, no se rinden? ¿Por qué esas personas se describen como felices, a pesar de haber vivido en condiciones de pobreza o enfermedad? ¿Por qué hay quien, a pesar de los problemas, le sigue echando los kilos a su vida? Por otro lado, ¿por qué hay individuos que teniendo todo en charola de plata para ser felices no lo son a lo largo de su existencia?

Todos queremos ser felices, pero pocos coincidimos en la manera en la que pensamos lograrlo. Ponemos condiciones a la felicidad, por ejemplo: podré ser feliz cuando tenga dinero o poder, si mi salud mejora, si encuentro o cambio de pareja, si me gano una rifa, si mi ser querido me pide perdón. Actuamos como si las causas de la felicidad estuvieran fuera, no dentro de nosotros mismos.

Durante sus más de 100 años de existencia, la psicología se ha dedicado predominantemente a estudiar la enfermedad mental y lo que hace sufrir al ser humano.

Sin embargo en el año 1998, mientras era presidente de la Asociación Americana de Psicología, el Dr. Martin Seligman propuso por primera vez un nuevo enfoque para el estudio de la psicología: observar qué hace a la gente feliz, qué la hace vivir con bienestar y plenitud, por medio del florecimiento de todas sus capacidades. Con ello, se dio el primer paso en el estudio científico de la felicidad y el bienestar, que hoy conocemos como la psicología positiva.

Al estudiar de manera científica la felicidad, se encontró que ésta no está causada simplemente por el placer o la gratificación. Y aunque las sonrisas manifiestan contento, hay momentos en los que construimos bienestar como al realizar un acto de compasión y servicio, o en la concentración artística, deportiva, laboral o académica.

La vida buena, la vida realmente feliz, tiene que ver con las emociones positivas, pero también con tener y fomentar buenas relaciones con los que nos rodean, así como con aportar algo a la comunidad. Por eso una de las peores experiencias en la vida es sentirse solo.

El Dr. Martin Seligman propone que la psicología positiva no restringe su estudio científico a la felicidad, sino lo extiende al bienestar humano, a ser en plenitud, lo que él llama florecer.

Los estudios de psicología positiva (2013) muestran que el rango base genético contribuye con 50% al nivel de felicidad; las circunstancias, como el país en el que vivo, si estudio o trabajo, si tengo dinero o salud, contribuyen con el 10%; mientras que lo que pertenece al dominio de la voluntad, es decir, lo que yo decido hacer para construir mi felicidad, contribuye con 40%. ¿Cómo la ve?

La felicidad auténtica no es el placer de tomar una nieve en un día caluroso o disfrutar de nuestra música favorita o echarse aire con un fajo de billetes de dinero. La felicidad auténtica está relacionada con el bienestar que obtenemos al ejercitar los talentos y fortalezas de carácter que nos hacen únicos, contribuyendo a mejorar nuestra vida, la de los que nos rodean y la de la sociedad.

Con tantas broncas que traemos en nuestro país como inseguridad, desintegración del tejido social, marginación, desigualdad, corrupción, adicciones o estancamiento económico, es importante aplicar la psicología positiva a la vida de las comunidades y de nuestra persona. ¿Cómo quiere usted empezar a construir su felicidad hoy y la de sus seres queridos? Le sugiero conocer las investigaciones de Seligman.

Twitter: @rafaelroblesf

El autor es director del Tec de Monterrey Unidad Navojoa.

Ver también

FGJE logra vincular a proceso por posible delito de feminicidio en Álamos

– El agresor fue pareja de la víctima con quien procreó 7 hijas e hijos. …