Inicio / Cintilla / “El amor en tiempos de crisis”

“El amor en tiempos de crisis”

Sobremesa.

LEPETITE WHATSAPP TOP
CASINO KARAOKE TOP
CASINO REINAS TOP
CASINO JACKPOT TOP
CASINO BINGUISIMO TOP
Eni top 19

Paula Takashima Aguilar.

Hace un par de días llegó a mis manos el libro ¿Quién le hacía la cena a Adam Smith?*, el cual habla sobre el funcionamiento de la economía en general y de cómo las mujeres fueron excluidas del sistema económico y por ende de tener un rol protagónico en la sociedad.

El ejemplar hace un planteamiento muy interesante en relación al funcionamiento de la economía y las bases en la que opera “El amor es un bien escaso. Es difícil amar a nuestros semejantes, por no hablar de los que no se parecen tanto a nosotros. Por consiguiente, tenemos que economizar el amor y no despilfarrarlo innecesariamente. Si lo utilizamos como motor de impulso a nuestras sociedades, no nos quedará nada para usarlo en la vida privada. El amor es difícil de encontrar y aún más de mantener. Por esa razón, los economistas han llegado a la conclusión de que necesitamos otra cosa que sirva de fundamento organizativo a nuestra sociedad: el egoísmo

Estando tan cerca la fecha del 14 de febrero (día del amor y la amistad), parece extraño pensar que la base de todo nuestro sistema económico se centra en el egoísmo, pero no lo es, en realidad es algo que alimentamos todos los días. La mayoría de las personas se levantan, preparan el desayuno, dejan a sus hijos en la escuela, van al trabajo y regresan a sus hogares después de una larga jornada; todo esto, con el objetivo de recibir a cambio un salario y la satisfacción de que están haciendo las cosas bien. Y hasta aquí la idea suena bastante normal.

El problema es que todos los días nos levantamos a desayunar sin estar conscientes de que un alto porcentaje de la población en el mundo empezará el día viviendo en pobreza extrema, llevan a sus hijos a la escuela sin preocuparse por lo que sucede a su alrededor, y trabajan con el objetivo de acumular riqueza, sin importar el precio que se tenga que pagar. De manera inconsciente el egoísmo nos mueve.

Por ello, resulta lindo pensar en la idea de que al menos por un día, el amor y la amistad pueden ser el motor de la sociedad. Que por un día dejamos de pensar en acumular riqueza y somos capaces de desprendernos de nuestros bienes para compartirlos con otros. Por un día podemos pensar en las necesidades de otros. Por un día compramos peluches, dulces y regalos.

Y es curioso como dicen que el amor no puede mover la economía, según la CONCANACO éste día del amor y la amistad generará una derrama 21 mil 495 millones de pesos y se estima que las ventas generales por esta celebración representen un incremento de 3.1% respecto al 2017. Según datos de CONDUSEF para el 14 de febrero el 32% de los mexicanos gasta entre 100 y 200 pesos, 28% entre 200 y 400, 16% entre 401 y 800. Uno de cada 10 gasta menos de 100 pesos y 4.3% más de 800.

Y sí, esta derrama se dará en el marco de un país en crisis, en uno de los años con mayor inflación y con las mayores tasas de desempleo. Si lo que sucede el 14 de febrero continuara durante todo el año ¿Podría ser el amor el amor el motor de la economía? ¿Podríamos realmente pensar en que sentar las bases de nuestro sistema económico en el egoísmo es un error?

Por lo pronto disfrutemos este 14 de febrero y hagamos una pausa en nuestras rutinas. Dejemos de lado por un día el egoísmo y festejemos el amor y la amistad, permitamos que este día nos dé un respiro a los tiempos de crisis.

Ver también

‘Lunes rojo’ en Navojoa

Los accidentes donde se involucran motocicleta se disparan durante este inicio de semana dejando dos …